Fiscal Alave: Aramayo no tuvo una muerte violenta y es subjetivo atribuir la causa a presiones judiciales

El fiscal departamental de La Paz, Williams Alave, afirmó que por la información con la que cuenta la muerte de Marco Antonio Aramayo no fue violenta y sería «subjetivo» que falleció como consecuencia de la presión judicial y psicológica al que estuvo sometido durante siete años en los que permaneció en la cárcel.

Fuente: https://brujuladigital.net



«Hemos solicitado que nos den el certificado de defunción de la persona (Aramayo) y nos den el historial clínico tanto de Cotahuma como del penal de San Pedro para ver y evaluar a través del IDIF qué es lo que ha sucedido. No podemos intervenir de manera directa porque entendemos que no ha sido una muerte violenta, no existe una denuncia, por ende, tenemos los canales regulares para previamente analizar, entendemos que ha estado en terapia intensiva y eso nos conlleva a establecer que no ha sido una muerte violenta, no causada por factores externos y eso lo vamos a determinar a través del IDIF» dijo Alave en una entrevista con Brújula Digital.

Consultado acerca sobre las causas que deterioraron la salud del exdirector del Fondo Indígena (Fondioc) como la presión judicial, psicológica y la vulneración de su derecho a la salud afirmó que «es subjetivo esta situación».

«El hecho de estar en un proceso penal conlleva a una serie de alteraciones en la salud, psicológicas, biológicas, creemos que en todo caso quien debería estar resguardando la salud es régimen penitenciario porque es lugar donde estaba y además tiene un juez de vigilancia él es que debe velar por la salud de todos los internos» afirmó.

Aramayo falleció ayer en el hospital de Cotahuma después de permanecer tres días en estado de coma y con una salud deteriorada como consecuencia de negligencia en la atención de este derecho fundamental, según la defensa.

No obstante, Régimen Penitenciario negó responsabilidades sobre el delicado estado de salud del exdirector del Fondo Indígena y según dijo otorgó permisos en cuanto necesitaba consultas externas.

La Fiscalía jugó un rol importante en la investigación del desfalco, pero según el fiscal Alave, su labor es investigativa mientras que quien dicta medidas cautelares es un juez.

«Quien determina una detención preventiva es el juez, lo que hace el Ministerio Público es investigar y en este caso eso es lo que estamos investigando. Estos casos que no son tan sencillos porque (son) más de 400 personas investigadas en este tipo de casos por ende vemos que el caso es complejo y no solamente es un caso sino 96 casos aproximadamente» refirió en la entrevista.

Consultado acerca de si requiere una auditoría al trabajo realizado por la Fiscalía, dijo que no porque la labor de los fiscales también está bajo control de un juez.