Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Áñez, afirmó este jueves que tiene “la esperanza puesta en un juicio justo” en contra de su madre, después de que ella misma solicitara a la oposición, con representación en la Asamblea Legislativa, viabilizar sus juicios de responsabilidades.

“Como hijos, tras 404 días de ver sufrir los abusos contra mi madre, tenemos la esperanza puesta en un juicio justo, como ella ha pedido a los jefes de los partidos de oposición que tienen diputados y senadores actualmente. A todos ellos les pido considerar su situación de expresidenta”, escribió Ribera en sus redes sociales.

La mañana del miércoles, Áñez envió una carta a los jefes de las bancadas de oposición, Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) y Luis Fernando Camacho (Creemos), para pedirles que, a través de sus asambleístas en el legislativo, viabilicen o autoricen los juicios de responsabilidades en su contra conforme a la Constitución Política del Estado y al estado de derecho.

Ribera agregó que “éste sería el primer paso para hablar de una verdadera reforma judicial, que respete la Constitución, las leyes y los derechos humanos de todos los bolivianos, hoy violados —según su versión— sistemáticamente en una mujer que cumplió su deber”.

Entretanto, Camacho y Mesa respondieron casi de inmediato a la carta de Áñez e incluso se conoció, según dijo a La Razón Radio el senador Luis Seoane, que la noche del miércoles ya habían sostenido una primera conversación telefónica.

También puede leer: Mesa y Camacho ya hablaron del juicio de responsabilidades de Áñez.

“Como hijos de Jeanine Áñez vemos una luz en esta adversidad, agradecemos a Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho por la predisposición para responder al clamor de mi madre por un proceso justo en su condición de exmandataria. No buscamos impunidad, solo justicia”, expresó Ribera en otro mensaje también publicado en sus redes sociales.

La expresidenta Áñez está recluida con detención preventiva desde marzo de 2021 por el caso Golpe de Estado y tiene cuatro proposiciones acusatorias en su contra para ser juzgada mediante juicios de responsabilidades, entre ellas una por las masacres de Sacaba y Senkata en noviembre de 2019.