Industriales advierten que el incremento de un punto al salario le significará al Estado $us 55 millones

 

 

Industriales advierten que el incremento de un punto al salario le significará al Estado $us 55 millones



 

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) advirtió que cada punto de incremento salarial le significa al Estado un gasto de 55 millones de dólares, equivalente a un hospital de tercer nivel equipado o 55 escuelas, mientras que en el sector privado se traducirá en mayor desempleo, cierre de industrias y mayor informalidad.

Así lo hizo conocer el asesor económico de la CNI, Hugo Siles, quien señaló que los incrementos salariales en un periodo que todavía no alcanza los niveles de crecimiento económico registrados antes de la pandemia solo promoverán mayor empleo informal, el empleo sin seguridad de corto plazo, ni seguridad social de largo plazo, el encarecimiento de la mano de obra en el país y por ende mayor informalidad.

“Hemos querido realizar un análisis del impacto del incremento nacional en las finanzas públicas; lo que significa que cada punto de incremento salarial representa en el sector industrial más de 1,3 puntos de incremento. Cada punto por bonos: antigüedad, natalidad, cálculo de horas extras, dominicales y feriados tiene un efecto en cascada, inclusive llega a superar 1,3 puntos de incremento”, dijo.

En consecuencia, señaló que significa mayores costos y pérdida de competitividad para la industria. “En cuando al impacto en las finanzas públicas, la Cámara Nacional de Industrias ha podido estimar que cada punto de incremento salarial en el sector público representa un gasto de alrededor de 55 millones de dólares”, apuntó.

Siles advirtió que se trata de un tema muy delicado no solo para el sector privado, sino también para el sector público porque hay un costo fiscal adicional con el incremento salarial.

“¿Qué significa estos 55 millones de dólares?, el déficit fiscal que hemos estimado de acuerdo al Presupuesto General del Estado de 2022 está en 8,5 del Producto Interno Bruto, si se aumentara cinco puntos al incremento salarial, el déficit subiría de 8,5 a 9%. En consecuencia, es un impacto sobre las finanzas públicas, un impacto sobre el déficit fiscal”, subrayó.

Pero también Siles ofreció un cálculo de lo que implica pagar en términos de salarios en el sector público con más de medio millón de funcionarios públicos de los tres niveles del Estado y lo que se deja hacer en favor de las políticas sociales.

“Un punto de incremento salarial significa dejar de construir un hospital de tercer nivel equipado en Bolivia, si se incrementan dos puntos, son dos hospitales de tercer nivel (…). También, cada punto del incremento salarial significa dejar de construir 55 escuelas en Bolivia, ese es el impacto del incremento salarial sobre la salud y educación”, manifestó.

En ese marco, dijo que CNI considera que más que hablar de un incremento salarial, se debe hablar de una política salarial y una política laboral de largo plazo que permita mayor competitividad de economía, la recuperación de la economía, la universalización de la política salarial y la formalización de las actividades económicas.

“Es muy importante que la política salarial sea de largo plazo. No podemos cada año estar dialogando sobre la política laboral para la reactivación económica. Los trabajadores también requieren certidumbre”, señaló.

Otro dato no menos importante dijo que es el puesto que ocupa Bolivia en salarios, pues se encuentra entre los cinco más altos de la región, pero en el último puesto en productividad.

Entre tanto, el Gobierno y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) afín al partido gobernante, reinstalaron la mesa de diálogo para definir el incremento al salario mínimo nacional y al salario mensual.
BD JMC

 

Fuente: brujuladigital.net