Iván Duque aseguró que sus críticas a propuestas de candidatos son “libertad de expresión”

El presidente fue denunciado por la posible violación a la prohibición de participar en política durante la campaña presidencial

Fuente: Infobae

No es un secreto que el presidente Iván Duque ha cuestionado públicamente varias propuestas del candidato Gustavo Petro. De acuerdo con el portal La Silla Vacía, en uno de cada tres discursos de lo que va del año, ha hecho referencia a propuestas del líder del Pacto Histórico, aunque sin mencionarlo. El mandatario no lo niega y considera que se trata de libertad de expresión.

Tras el lanzamiento del proyecto INTEGRA, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que invertirá 40 millones de dólares para programas dirigidos a la población migrante, el presidente Duque hizo referencia a los cuestionamientos de esta semana sobre lo que sería indebida participación en política.



Yo creo que este país tiene en el artículo 28 de la Constitución algo muy claro y es la libertad de expresión. Y sobre las ideas y los principios que yo defiendo, nunca dejaré de pronunciarme y siempre elevaré mi voz como presidente y como ciudadano en contra del populismo, de la polarización y de la posverdad, como también lo he hecho contra el narcotráfico, contra el crimen organizado y como lo he hecho contra la corrupción”, sostuvo el presidente en declaraciones a los periodistas.

Según el mandatario se mostró molesto y aseguró que cuando opina lo hace sobre propuestas y no sobre personas o candidatos; sin embargo, la mayoría de esas intervenciones se han hecho en medio de la polémica que han levantado algunas propuestas de Petro, como la condonación de deudas del ICETEX, el régimen pensional o el perdón social.

Sobre esta última, incluso, se pronunció tras el evento de USAID. “Cualquier tipo de política que busque premiar, favorecer y atenuar los criminales que más han lacerado este país”, aseguró el presidente, quien agregó: “Colombia no puede seguir siendo más permisiva ni con el terrorismo ni con el narcotráfico. Hablar de mecanismos que atenúan las sanciones que les corresponden, a mí me parece que son totalmente desviadas al propósito de la legalidad”, según citó el diario El Tiempo.

“Quieren que yo no me refiera al populismo, a la posverdad y a la polarización y no les gusta que las emplee porque son referidas a un maravilloso libro de Moisés Naím que se llama ‘La Venganza de los Poderosos’ donde cuestiona los autoritarismos tres P que han llevado a la ruina a muchos países”, sostuvo el mandatario.

Contrario a los cuestionamientos, Duque aseguró que continuará opinando “sobre todo lo que tenga que ver con propuestas y políticas que atañen el pueblo colombiano así como hemos exaltado propuestas que sirven, también hemos cuestionado las que quieren generan destrucción y lo hemos hecho guardando un principio ético. No me refiero ni a candidaturas ni a candidatos, pero si a lo que le conviene a Colombia”.

El pronunciamiento del presidente se da luego de que el Instituto Anticorrupción radicó una acción popular contra el presidente, ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, por la presunta omisión de la Ley de Garantías, en la que se establece que los servidores de las entidades estatales tienen prohibido participar en política.

La ley de Garantías Electorales prohíbe al presidente de manera expresa referirse a los demás candidatos o movimientos políticos en sus disertaciones o presentaciones públicas, dentro de los cuatro meses anteriores a la fecha electoral de primera vuelta, y hasta la realización de la segunda vuelta”, se lee en el documentó.

Roy Barreras e Iván Cepeda, junto al senador Temístocles Ortega radicaron una denuncia contra el mandatario en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes con el fin de que sea investigado por supuesto “actuar sistemático, pontificador, provocador e incitador a la violación de la ley, dolosamente deliberado y con fines abiertamente incompatibles con su cargo de favorecimiento a candidatos de su predilección, violando las prohibiciones constitucionales y legales de participación en política y su juramento de posesión que lo obliga a garantizar los derechos y libertades de todos los colombianos”.