La ANH asegura que con plan de lucha al contrabando ahorró Bs 1,5 millones en subvención para el Estado

El director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez, presentó los resultados de los controles realizados en 10 de las 34 estaciones fronterizas durante dos semanas

El director ejecutivo de la ANH
El director ejecutivo de la ANH

Fuente: El Deber

Los controles que se intensifican desde hace dos semanas para frenar el contrabando de combustible en las fronteras de Bolivia, ya empiezan a dar resultados, según el director ejecutivo de la ANH, Germán Jiménez, indicó que a partir del «Plan Soberanía lucho contra el contrabando» ya se ahorraron Bs 1,5 millones en subvención para el Estado boliviano.

 «Contamos con 34 estaciones de servicios en las fronteras. Tenemos una subvención de Bs 388 millones, y a partir del Plan Soberanía hemos ahorrado en subvención para el Estado Bs 1,5 millones. Se ha reducido la comercialización específicamente en 10 estaciones de servicios», explicó Jiménez.



Detalló que son 2,5 millones de litros de combustibles que se han ahorrado en dos semanas.​

Recordó que este plan se ejecutó tras una instrucción del presidente Luis Arce, a fin de cuidar los hidrocarburos en las fronteras. «Para entender este proyecto de Estado tenemos que ver fuera de nuestras fronteras. La geopolítica en el mundo pasa por un cambio dinámico muy fuerte. La guerra de Rusia con Ucrania ha reconfigurado la geopolítica energética. Rusia es el segundo país con mayor producción del mundo y aporta con casi el 48% del petróleo en Europa. Ello genera un nuevo escenario en el tema de costos de petróleo», explicó.

Actualmente, el barril de petróleo está en 100 dólares, pero el 2021 cerró casi con 67dólares, costo promedio del barril del petróleo que ha podido generar alzas en las importaciones de combustibles como el diésel, insumos y aditivos para Bolivia.

«Esto nos muestra un panorama nuevo en los países con los que colindamos como: Brasil, Paraguay, Argentina, Chile y Perú, donde también han generado políticas de incremento en sus combustibles. Por eso el Presidente instruyó cuidar las fronteras», dijo.

Remarcó que en Bolivia el litro de diésel cuesta Bs 3,72 y Bs 3,74 la gasolina especial, por lo que Jiménez hace una comparación con el precio del litro de combustible en las cinco fronteras, donde refiere que en Brasil el costo del litro de gasolina está entre Bs 11 y 12; en Argentina, por encima del dólar; en Chile, entre 1,4 a 1,5 dólares el litro (por encima de los Bs 10 ) y, en Perú con 1,45 dólares, explicó el director de la AHN en entrevista con el programa Las 7 en el 7 del canal estatal.

Sin embargo, apuntó a que en Bolivia desde hace 12 años el precio no se ha movido un centavo, en el precio de las gasolinas.

«Nosotros seguimos manteniendo nuestro precio estable, Paraguay quitó la subvención a sus combustibles, lo que costaba 6.000 guaraníes, un litro de gasolina, hoy está en 8.000 guaraníes que son un equivalente a Bs 8,5», dijo.

Jiménez agregó que en Chile aumentó el presupuesto para su subvención e incrementó a 6,5 pesos chilenos, al igual que en Paraguay donde empezaron a registrarse convulsiones sociales.

En Argentina, entre mayo y febrero, estuvieron casi nueve meses congelados sus combustibles, actualmente sufre un incremento de casi un 11%. En Perú hay un aumento del 2,2%.

«Todo esto debe preocuparnos como Estado. No solo es el trabajo como institución, como Yacimientos, Fuerzas Armadas, sino del conjunto del pueblo boliviano para cuidar nuestros recursos. Pese a que el combustible en precio internacional, Bolivia está en Bs 8,88 el diésel y en Bs 8,68 la gasolina, pero si comparamos con nuestras fronteras, esto sigue siendo una ventaja para estos países», manifestó.

 A diario son casi 5,5 millones de litros de gasolina que se comercializan en el país, y otros 5,7 millones de litros de diésel. Es más, Bolivia está dentro de los casi 170 países del mundo que comercializan combustible, ocupando el puesto número 15 con el precio más bajo en el mundo.

«Hemos realizado 20 operativos, se han incautado cisternas que estaban saliendo de la planta separadora de líquido en Yacuiba, estaban descargando a menos de 5 kilómetros. También hace tres días se incautó otra en Pando que estaba haciendo el trasvasijado del producto», precisó.

En cada estación fronteriza hay tres efectivos militares y un funcionario de la AHN haciendo los controles. En total, hay 80 militares en 10 de las 34 estaciones de servicios y 20 funcionarios de la ANH, ejecutando la primera etapa del plan.

Anunció que este martes se iniciarán los controles en Villazón, Yacuiba y en las fronteras de Pando, desplegando al igual militares y funcionarios de la ANH.

Bolivia cuenta con 7.000 kilómetros de frontera con cinco países, donde ya se analiza implementar RFID (identificación por radiofrecuencia) en las plantas de almacenaje, y GPS a las cisternas para tener toda la trazabilidad, desde almacenaje, transporte y comercialización de los combustibles.

En las 34 estaciones de servicio en fronteras se comercializan anualmente 76 millones de litros en gasolina y 78 millones de litros en diésel.

 «Queremos llegar hasta fin de año a una reducción en la comercialización de combustible en un 30 a 40%. Ese es el desafío para aportar a la economía del pueblo boliviano», aseguró.

En tanto, advirtió que la reventa de combustible es un delito penado por la Ley 100, que establece sanciones con privación de libertad entre tres a seis años y la confiscación de los bienes utilizados.

Fuente: El Deber