La inteligencia de EEUU reveló los costos que paga Rusia tras la retirada de Kiev y Chernihiv

Según reveló una fuente del Pentágono, algunos residentes de la capital de Ucrania ya están regresando a la ciudad

Más de un mes de combates ha dejado a las fuerzas rusas estancadas en gran parte del país, incluso en su camino hacia Kiev (Washington Post/Michael Robinson Chavez)

Fuente: Infobae

Las fuerzas rusas en Ucrania cambiaron su enfoque de una ofensiva terrestre dirigida a Kiev, la capital, para priorizar lo que Moscú llama la liberación de la disputada región de Donbas en el este industrial del país, lo que implica una nueva fase de la guerra.

Por ende, los residentes están comenzando a regresar a Kiev y algunos de los suburbios circundantes, explicó un alto funcionario de defensa de EEUU a Caitlin Doornbos, la corresponsal en el Pentágono de Stars and Stripes. “Continuamos viendo a los ucranianos limpiando el área de minas trampas explosivas, pero todas las fuerzas rusas se han ido, como dijimos antes”.



Más de un mes de combates ha dejado a las fuerzas rusas estancadas en gran parte del país, incluso en su camino hacia Kiev.

Desde el comienzo de la guerra, Rusia ha lanzado más de 1.500 misiles al territorio ucraniano, dijo el alto funcionario de defensa de Estados Unidos. El despliegue de armas y de soldados que se vio en territorio ucraniano tuvo un alto costo para las tropas rusas.

“No está claro cuánto tardará Rusia en reacondicionar las fuerzas que abandonaron las áreas de Kiev y Chernihiv y enviarlas de regreso a Ucrania porque algunas unidades están mucho más devastadas que otras. Hemos visto indicaciones de algunas unidades que están literalmente, para todos los efectos y propósitos, erradicadas”.

“Simplemente no queda nada en las [unidades terrestres rusas que abandonaron Ucrania] excepto un puñado de tropas y tal vez una pequeña cantidad de vehículos, y tendrán que ser reconstituidos o reabastecidos. Hemos visto otros que han bajado un 30% su personal, o incluso más”, agregó la fuente.

El despliegue de armas y de soldados que se vio en territorio ucraniano tuvo un alto costo para las tropas rusas (REUTERS/Alexander Ermochenko)

El reabastecimiento ruso aún podría ser difícil incluso en Bielorrusia, ya que los funcionarios estadounidenses no creen que hayan resuelto todos sus problemas de logística y mantenimiento: “Y, por lo tanto, nuestra sensación es que probablemente no podrán imponerse en la parte este del país con gran rapidez”.

Pero hay que tener en cuenta que Rusia todavía tiene alrededor del 80-85% de sus tropas y el equipo de combate que desplegó inicialmente para la invasión hace seis semanas, según el alto funcionario de defensa de EEUU.

Las fuerzas de Putin están bajo gran presión en muchas partes del país, y Estados Unidos y otros países están acelerando su transferencia de armas y suministros a Ucrania. En los últimos días, funcionarios estadounidenses han dicho que ven evidencia de que los defensores ucranianos pasan a la ofensiva de manera limitada en algunas áreas. A principios de esta semana lograron atacar un gran barco ruso en el puerto de la costa del Mar Negro.

Desde el comienzo de la invasión el 24 de febrero, Putin ha sido vago al describir públicamente sus objetivos militares en Ucrania. Dijo que el propósito era “desmilitarizar” y “desnazificar” al gobierno, así como “liberar” el Donbás, una parte del cual ha estado bajo control separatista respaldado por Rusia desde 2014. Putin desplegó más de 150.000 soldados en las fronteras de Ucrania y luego los empujó en numerosos enfoques hacia diversos objetivos, en lugar de concentrarse en un solo objetivo estratégico como Kiev o el Donbas.

En las cuatro semanas posteriores, los ucranianos han presentado una resistencia mucho más dura de lo que probablemente esperaba Putin, y las fuerzas rusas se han visto frenadas por numerosos problemas, incluida una logística débil y tal vez una moral decaída.