Las consecuencias del alza salarial serán culpa del Gobierno, dicen empresarios de Bolivia



Fuente: El Deber
Marcelo Tedesqui

Los empresarios, tras la reunión con el Gobierno, reiteraron que no están de acuerdo con el incremento salarial. Sin embargo, levantaron las manos. Dijeron que respetarán el alza que determine el ministerio de Economía, pero responsabilizaron de antemano al Gobierno por las consecuencias que traiga su decisión.

Fuentes que estuvieron en la reunión encabezada por el ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro, y el presidente de la Confederación de Empresarios Privados, Luis Barbery Paz, revelaron que el encuentro fue “cordial”, y en determinado momento ambas partes pusieron sobre la mesa sus posiciones sin intención de profundizar o entrar en debate. El Gobierno reiteró que sí habrá incremento salarial y los empresarios, que no están en condiciones de cubrirlo. Con ese aspecto claro, hablaron de otros temas.

A su llegada a la reunión vespertina, los empresarios señalaron que su interés principal no era entrar en el debate del incremento. 

Barbery reveló que el de ayer fue la primera reunión que el Gobierno aceptó, y que él había enviado un total de ocho solicitudes previas que nunca fueron atendidas.

El ministro Montenegro detalló que en la junta “se abordaron temas de interés del sector empresarial”. Primero, el de las inversiones extranjeras directas. “Nos hicieron sugerencias para mejorar las mismas. Nosotros les dijimos que estamos en la misma lógica. De hecho, el año pasado estas inversiones han aumentado significativamente”, puntualizó.

Mencionó también que se conversó sobre los agronegocios, el suministro de etanol, la cadena de suministros en el comercio exterior, de mejorar la regulación en los trámites y de exportaciones.

“Esos fueron los temas -dijo el ministro- que ellos plantearon en sus solicitudes. “Contestamos esas inquietudes, ellos nos dijeron que este tipo de reuniones son importantes y nosotros manifestamos que siempre estamos dispuestos a escuchar sus sugerencias”, complementó.

Cuando EL DEBER le preguntó si se tocó el incremento, respondió que “el tema no fue planteado, solamente los que les he comentado”. Acotó que acordaron seguir “intercambiando información”.

Barbery fue más específico y en su declaración tras la reunión. “No hubo necesidad de tocar el tema porque las posiciones ya están claras; el Gobierno tiene su propia posición, los empresarios, la nuestra”, especificó. Pero, puso énfasis en tres ideas al respecto: Primero, que no están de acuerdo. “Advertimos al gobierno nuestras observaciones”.

Segundo, aclaró que los empresarios van a acatar la ley, “así lo hemos dicho al principio (de la reunión). Nosotros siempre hemos acatado lo que el Gobierno ha definido año tras año”.
Pero, como tercer elemento, estableció que “el Ejecutivo deberá correr con las consecuencias (del incremento). Ya tomará la decisión con la responsabilidad que debe tener un gobernante”.

COB
Horas antes, la Central Obrera Boliviana (COB), que se reunió con el ministro Montenegro la mañana del lunes, lo había anticipado.

En ese encuentro se supo que acordaron que el incremento salarial sería definido entre el máximo ente sindical y el Gobierno, y que lo que los trabajadores buscan únicamente “la reposición” del poder adquisitivo del sueldo que perciben.

“En el Comité Ejecutivo tenemos un principio: que los empresarios tienen todo el derecho y la libertad de juntarse con el Gobierno. Nosotros no nos oponemos a eso, nosotros tenemos nuestra demanda y con el Gobierno vamos a definir todo nuestro pliego petitorio”, afirmó Nicanor Baltazar, secretario de Organización del ente matriz de los trabajadores.

El tema del ‘tripartismo’ está totalmente desahuciado, porque en la época de los gobiernos neoliberales ellos (los empresarios) nunca buscaron el tripartismo, más al contrario, querían flexibilizar la Ley General del Trabajo. Ahora que hubo un cambio político hablan de tripartismo, pero nosotros solo vamos a dialogar con el Gobierno, que es el que maneja la administración del Estado”, sostuvo.

Tras tres horas del encuentro, en la que el ministro debía hacer conocer la propuesta del Gobierno sobre el incremento salarial, se determinó un cuarto intermedio. Montenegro señaló posteriormente que los aumentos al haber básico y al sueldo mínimo están aún en fase de definición. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Oscar Justiniano, lamentó que el debate sobre el incremento salarial se realice entre COB y el Ejecutivo, sin tomar en cuenta a quienes generan las fuentes de empleo.

“Las negociaciones se deben realizar entre los representantes genuinos de los trabajadores y aquellos generadores de empleos, que son los emprendedores y empresarios”, enfatizó.