Los franceses acuden a las urnas en la primera vuelta de las presidenciales

Casi 49 millones de ciudadanos franceses tienen cita en las mesas de voto para elegir entre 12 aspirantes a la silla presidencial. Pero la abstención podría ser la gran ganadora de esta primera vuelta.

Los colegios electorales abrieron a las 8am del domingo en Francia metropolitana para la primera vuelta de la elección presidencial francesa.



Unos 48,7 millones de electores están convocados este domingo para elegir entre 12 candidatos, con el mandatario saliente Emmanuel Macron y la candidata de ultraderecha Marine Le Pen como favoritos de los sondeos.

El ministerio del Interior comunicará al mediodía las primeras cifras de participación, que algunos sondeos pronostican en baja.

Pero muchos politólogos vaticinan que la abstención batirá récord. Los sondeos estiman que podría rondar el 30%, superior a la mayor tasa de abstención de los últimos 60 años en Francia, registrada en las elecciones del 2002 (28,4%).

La tasa de indecisos es otro factor determinante en estos comicios. Según la encuestadora Ipsos, 37% de los franceses no saben por quién votarán.

El presidente saliente, Emmanuel Macron, de 44 años, lideró una campaña tardía, teniendo que manejar dos crisis mayores: la pandemia por coronavirus y la guerra en Ucrania. De su lado, Marine Le Pen, de 53, apostó por presentarse como la defensora del poder adquisitivo, en un contexto de inquietud por el auge de los precios de la energía y de la alimentación.

De confirmarse los sondeos, estos dos candidatos se medirán en la segunda vuelta, prevista el 24 de abril, repitiéndose el cuadro de la pasada elección. Esto ha pesado en la desmotivación de muchos electores, quienes consideran que el resultado ya esta decidido.

A diferencia de comicios pasados, la cuestión del cambio climático no estuvo muy presente. Para alertar del «futuro», organizaciones ecologistas y de izquierda convocaron este sábado varias marchas en Francia. A la de París, asistió el candidato ecologista Yannick Jadot.

En los territorios de ultramar y en el extranjero los franceses comenzaron a votar el sábado.

En Polinesia francesa, a las 17h00 locales, la participación era de 23,78%, contra 43,97% a la misma hora en la primera vuelta de 2017, debido al llamado a la abstención del partido independentista.

En Nueva Caledonia, la participación era al mediodía de 17,59%, contra 19,86% hace cinco años.

Con AFP

Radio Francia Internacional