Miami Beach debate la posibilidad de extender las restricciones a la venta de alcohol

La pequeña ciudad balnearia impuso condiciones por las noches durante las vacaciones de primavera para evitar incidentes violentos. Ahora contemplan extenderlas todo el año

Ocean Drive, calle que concentra gran cantidad de bares frente a la playa en el conocido barrio de South Beach

Fuente: Infobae

Miami Beach no atraviesa sus mejores momentos. Desde la pandemia, época en la que la ciudad balnearia del condado de Miami se convirtió en el sitio favorito de personas de todo el país en busca de buen clima y negocios abiertos (en Florida los cierres por la pandemia fueron mucho más cortos que en otros estados), comenzaron a verse incidentes de violencia en la otrora tranquila ciudad.



Descontrol en las calles, personas alcoholizadas o bajo la influencia de estupefacientes rompiendo automóviles y parques públicos se volvieron moneda corriente. Acto seguido, llegaron los enfrentamientos con la policía. Es por eso que después de un 2020 complicado, en 2021 se impusieron muchas restricciones, sobre todo en vacaciones de primavera que es cuando más incidentes de violencia se han dado, como toques de queda, limitación de la venta del alcohol y cierre de puentes que unen la playa con la ciudad de Miami.

En 2022, para las vacaciones de primavera, se replicaron la gran mayoría de esas restricciones, y los incidentes violentos disminuyeron considerablemente. Es por eso que algunas autoridades de Miami Beach están considerando extender esas medidas.

Fiestas callejeras en Miami Beach durante las vacaciones de primavera

Actualmente, cualquier local comercial que tenga una licencia para la venta de alcohol en Miami Beach puede estar abierto hasta las 5 de la mañana. Los comisionados de la ciudad y el alcalde, Dan Gelber, están debatiendo si sería conveniente limitar la venta de alcohol a las 2 de la mañana, a excepción de los hoteles o de los bares en los barrios (bares en zonas donde solo hay un bar, no una concentración de varios centros de recreación nocturna).

“Mi esperanza es que encontremos un punto medio en el que tengamos cuatro o cinco votos de los siete de la comisión. Estaría satisfecho si logramos adelantar de manera sustancial la venta de alcohol hasta las 2 de la mañana, al menos en el distrito del entretenimiento (en alusión al cuadrante entre las avenidas Washington y Ocean Drive, entre las calles 5 y 23), con algunas excepciones para hoteles”, decía Gelber después de la primera reunión con los comisionados para debatir el tema.

Pero como es esperable, no todos están de acuerdo. El comisionado Ricky Arriola se opone firmemente a la medida.

Miami Beach es mundialmente famosa por su vida nocturna. Somos una ciudad turística. Creo que tenemos que encontrar otro modo en el que podamos ser una vibrante ciudad turística, con una vida nocturna responsable y lidiar con los incidentes de violencia ocasionales que tenemos”, expresaba Arriola a la prensa local.

Enfrentamiento de turista con oficial de policía en Miami Beach

Los vecinos de Miami Beach respondieron a una pregunta en la boleta de noviembre del año pasado diciendo que quieren que se limite a las 2 de la mañana la venta de alcohol en la ciudad. Sin embargo, se trató solo de una consulta y no de un referendo. Es decir, sirve de guía para los políticos pero no están obligados a hacerlo.

La comunidad comercial, en su mayoría, se opone a la medida. Muchos se quejan de que la limitación de venta de alcohol a las 2 de la mañana con excepción de los hoteles sería una norma diseñada solo para afectar a pequeños comerciantes, beneficiando al poderoso cabildeo de las cadenas hoteleras.

La próxima reunión de los comisionados de Miami Beach será el 25 de mayo, fecha en la que se espera voten acerca de este tema.