Nadia Cruz y Eva Copa se enfrascan en acusaciones sobre la labor que desempeñan

MEDIANTE TWITTER

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, y la defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

Fuente: erbol.com.bo

Mediante Twitter, la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, y la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, se lanzaron duras críticas por los temas relacionados a la labor que desempeñan con relación a la seguridad ciudadana y la defensa de los derechos humanos.



El intercambio de críticas comenzó desde el 26 de abril cuando la burgomaestre planteó que los ciudadanos extranjeros, quienes sean capturados cometiendo hechos ilícitos, deban ser deportados del país.

Ese mismo día, Cruz afirmó que lo que se debería expulsar es la “xenofobia de discursos de las autoridades estatales y estás deben asumir sus tareas en seguridad ciudadana. Desde donde nos ocupa incidir por el cambio en el sistema de justicia. Recordar que la criminalidad no está condicionada a la nacionalidad.(sic)”.

Sin embargo, al día siguiente, Copa explicó sus declaraciones y aseguró que no se pretende estigmatizar a los ciudadanos extranjeros que visitan El Alto y aclaró que si “algún extranjero” es sorprendido en cometiendo actos delictivos, pues “debe ser capturado y puesto a disposición de las autoridades judiciales”.

Pero Cruz volvió a hacer mención a las declaraciones de Copa señalando que “la delincuencia no tiene nacionalidad”, en ese marco, la exhortó a “cumplir con su obligación en tareas de seguridad ciudadana en nuestro Municipio, por ejemplo el de alumbrado público en zonas como San José de Yunguyo, Cristal 1, Av Camatinti, etc etc Más obras menos culpables (sic)”.

Copa respondió este viernes a las críticas de Cruz cuestionando su labor a pocas semanas de concluir ante el nuevo proceso de selección y designación a la Defensoría del Pueblo en el Legislativo.

“Debería salir con el mismo entusiasmo a pronunciarse sobre feminicidios y delincuencia. ¿Dónde está ella cuando el pueblo la necesita? Ahora que el cargo la abandona, le resulta muy cómodo criticar desde un escritorio queriendo atizar una polémica innecesaria y fuera de contexto (sic)”, escribió.