OEA obligada a desocupar su oficina en Managua tras expropiación

Los funcionarios del organismo trasladaron equipos, muebles y documentos, bajo la vigilancia de decenas de policías. La UE deplora acción de Nicaragua, que dice viola normas diplomáticas.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) desocupó este jueves (28.04.2022) su oficina en Managua, que rentaba a unos particulares, luego de que el gobierno del Daniel Ortega la declarara de utilidad pública.



Los funcionarios de la OEA utilizaron dos camiones y camionetas para trasladar equipos, muebles y documentos de su oficina bajo la vigilancia de decenas de agentes policiales, que resguardan desde el domingo pasado el edificio de dos plantas.

Según un tuit del exembajador nicaragüense ante la OEA Arturo McFields, que denunció el 23 de marzo pasado la «dictadura» en su país, por lo que inmediatamente fue cesado del cargo, la Cancillería de Nicaragua exigió a los oficiales administrativos del organismo en Managua que desocuparan y entregaran de «inmediato» esas instalaciones a la Procuraduría General de la República.

Nicaragua formalizó el miércoles la expropiación del edificio que la OEA alquilaba a las hermanas Luz Marina y María Auxiliadora Navarrete Guevara, un día después de que declaró de utilidad pública esa propiedad, de 296,1 metros cuadrados, y tras la expulsión de ese organismo del país.

UE: Nicaragua vulnera normas diplomáticas

Los miembros del organismo regional condenaron el miércoles de forma unánime la ocupación del inmueble en Managua.

Por su lado, la Unión Europea (UE) lamentó este jueves la ocupación y advirtió que ese paso vulnera las normas diplomáticas básicas.

«La UE deplora la reciente toma de los locales de la OEA por parte de las autoridades nicaragüenses”, señaló a través de su perfil oficial en Twitter Nabila Massrali, portavoz del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Massrali agregó que «esto viola las normas diplomáticas básicas” según la Convención de Viena de 1961.

«Nicaragua debe respetar sus compromisos internacionales, en particular el acuerdo de establecimiento de 1989 entre Nicaragua y la OEA”, insistió.

Retiro del organismo sería efectivo hasta 2023

Nicaragua anunció el domingo pasado su decisión de retirar las credenciales de sus representantes ante la OEA, así como el cierre de las oficinas de ese organismo en Managua.

En una declaración leída por el canciller Denis Moncada, Nicaragua ratificó su «invariable decisión» de abandonar la OEA, una medida adoptada desde el 19 de noviembre de 2021 y que tardará dos años en ser efectiva, es decir hasta noviembre de 2023.

Esa medida fue adoptada después de que los países integrantes de la OEA aprobaran en la Asamblea General celebrada en noviembre pasado una resolución de condena a Nicaragua por las elecciones ese mismo mes en las que se impuso Ortega y que consideraron que «no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática».

Ortega, un exguerrillero de 76 años y que retornó al poder en 2007, fue reelegido para su quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo, junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, en esos comicios de noviembre, que no han logrado el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional.

jc (efe, La Prensa, Confidencial)

Fuente: dw.com