¿Por qué el chocolate es malo para los perros?

Las razones por las que el chocolate, con leche u oscuro, es tan tóxico para los perros, y los principales factores que determinan la gravedad de los impactos negativos de este alimento en nuestras mascotas

La gravedad de los impactos negativos del chocolate en un perro está determinada por los niveles de teobromina y cafeína en el producto de chocolate, la cantidad que comió el perro y el peso y la sensibilidad del perro a los estimulantes químicos (Getty Images)
La gravedad de los impactos negativos del chocolate en un perro está determinada por los niveles de teobromina y cafeína en el producto de chocolate, la cantidad que comió el perro y el peso y la sensibilidad del perro a los estimulantes químicos (Getty Images)

Los veterinarios desaprueban dar a los perros cualquier tipo de “comida para personas”, pero son especialmente firmes en mantener el chocolate lejos de nuestros amigos caninos. Pero, ¿por qué el chocolate, con leche u oscuro, es tan tóxico para los perros?

El chocolate contiene los químicos teobromina y cafeína, y estos dos estimulantes, que los perros no pueden metabolizar tan fácilmente como las personas, se acumulan en el cuerpo del animal, donde pueden acelerar las funciones corporales de un perro y causar efectos secundarios peligrosos, segúnVCA Animal Hospitals, una compañía queopera más de 1000 hospitales de animales en los Estados Unidos y Canadá.



La gravedad de los impactos negativos del chocolate en un perro está determinada por los niveles de teobromina y cafeína en el producto de chocolate, la cantidad que comió el perro y el peso y la sensibilidad del perro a los estimulantes químicos. El chocolate oscuro y amargo es más tóxico para los perros, ya que contiene una mayor concentración de teobromina por onza que el chocolate con leche (130 a 450 miligramos por onza, en comparación con los 45 a 58 mg por onza del chocolate con leche). El chocolate blanco, por otro lado, contiene solo 0,25 mg de teobromina por onza y, por lo tanto, representa una amenaza tóxica mucho menor para los perros, según VCA Animal Hospitals.

El chocolate contiene los químicos teobromina y cafeína, y estos dos estimulantes, que los perros no pueden metabolizar tan fácilmente como las personas, se acumulan en el cuerpo del animal, donde pueden acelerar las funciones corporales de un perro y causar efectos secundarios peligrosos (Getty Images)

¿Cuáles son los síntomas de la toxicidad del chocolate en perros?

Los síntomas iniciales de la toxicidad del chocolate generalmente aparecen dentro de las 6 a 12 horas, y pueden incluir babeo y jadeo excesivos, aumento de la sed y la micción, y malestar estomacal seguido de vómitos y diarrea, según el American Kennel Club (AKC). El perro puede experimentar un aumento del ritmo cardíaco y volverse inquieto, nervioso y excitado, como una persona sensible a la cafeína que ha bebido demasiadas tazas de café.

En casos severos, la frecuencia cardíaca irregular por el consumo de chocolate puede reducir la circulación, lo que resulta en una caída de la temperatura corporal. Los síntomas extremos incluyen letargo, espasmos musculares, convulsiones y coma, que a veces conducen a la muerte, según VCA Animal Hospitals. Y debido a que la teobromina tiene una vida media larga, lo que significa que el cuerpo tarda más en descomponerla, los síntomas del envenenamiento por chocolate pueden persistir durante días.

En algunos casos, los perros consumen chocolate pero no presentan síntomas; eso se debe a que el tamaño de la dosis de las toxinas puede afectar la respuesta de un animal al envenenamiento, según la Oficina de Ciencia y Sociedad de la Universidad McGill en Ontario, Canadá.

¿Cómo tratan los veterinarios la intoxicación por chocolate?

Los veterinarios suelen tratar la toxicidad del chocolate induciendo el vómito o administrando dosis de carbón activado, que purga las toxinas del sistema digestivo del perro antes de que puedan ser absorbidas por el torrente sanguíneo del animal, según el AKC. Dependiendo de la gravedad del envenenamiento, es posible que se requieran medicamentos o líquidos para contrarrestar el envenenamiento, dice el AKC.

¿Qué podría afectar la reacción de un perro al chocolate?

“La reacción de un perro al chocolate puede depender del tamaño del animal”, dijo en diálogo con Live Science el veterinario Greg Nelson, Director de Cirugía y Director de Diagnóstico por Imágenes de Central Veterinary Associates en Valley Stream, Nueva York. Por lo tanto, un trozo de chocolate tendrá un efecto más pronunciado en un chihuahua, que suele pesar entre 4 y 6 libras (1,8 a 2,7 kilogramos) que en un san bernardo, que puede pesar hasta 180 libras (81,6 kg).

“Cien miligramos de teobromina y cafeína por cada kilogramo de peso de un perro es suficiente para ser letal”, dijo Nelson a WordsSideKick.com. “Diferentes productos de chocolate tienen niveles variables de teobromina y cafeína, y el peor infractor es el chocolate de panadería. En mi experiencia, una onza de chocolate de panadería por kilogramo del peso corporal del perro puede ser letal”.

El chocolate con leche es menos peligroso que el chocolate para hornear porque contiene menos estimulantes, pero Nelson advierte que si su perro ha ingerido cualquier tipo o cantidad de chocolate, siempre es mejor prevenir que lamentar. “Aconsejo a los clientes que visiten a sus veterinarios en lugar de dudar y posiblemente crear una emergencia al no hacer que miren al perro de inmediato”, subrayó Nelson. “Como mínimo, llame a su veterinario o al centro nacional de Control de Envenenamiento Animal para pedir consejo”.

Si bien el envenenamiento por chocolate puede afectar a los perros en cualquier momento, es más probable que los cachorros encuentren y consuman chocolate en días festivos como Navidad y Semana Santa, cuando hay abundante chocolate disponible en forma de figuritas (como conejitos y Papá Noel), así como en barras, huevos, licores, pasteles y decoraciones, escribieron los investigadores en un artículo de 2017 en la revista Vet Record. De hecho, durante la época navideña, los perros tienen cuatro veces más probabilidades de requerir una visita al veterinario por intoxicación con chocolate que durante los días no festivos; y en Semana Santa, los perros tienen el doble de probabilidades de enfermarse por el chocolate, en comparación con otras épocas del año, informó anteriormente Live Science.

Fuente: Infobae.com