Porongo exige mantener acceso inicial para evitar retrasos en el nuevo puente

El puente paralelo al Foianini ya está concluido y ahora se avanza en los accesos, pero un cambio en el trazo puede retrasar la habilitación y elevar el presupuesto, por lo que las autoridades porongueñas piden respetar el diseño original
Deisy Ortiz Duran

​Fuente: eldeber.com.bo

La estructura del puente Metropolitano, paralelo al Mario Foainini, ya está concluida, pero la construcción de los accesos en el lado de Porongo podría sufrir un retraso si se cambia el diseño original como lo plantea la Gobernación cruceña, lo que aplazaría también la utilización de esta nueva vía de interconexión con la capital cruceña.

Esto ha motivado la preocupación de las autoridades de Porongo, que exigen al Gobierno Departamental mantener el trazo inicial para que se pueda habilitar al tráfico en junio próximo, tal como está programado. 

El alcalde de Porongo, Neptaly Mendoza, informó que envió una nota a la Gobernación pidiendo que se mantenga el acceso original y no sufran demoras en la habilitación de esta nueva vía. 

“Lo que estamos pidiendo es que mantengan la propuesta inicial que se proyectó en 2018, estamos cursando una nota al Gobierno Departamental con la finalidad de que la obra no se retrase y se la habilite al servicio de la población en un plazo de 90 días”, señaló el alcalde.

El burgomaestre porongueño destacó que se logró la autorización para los accesos en el lado cruceño, pero ahora quieren evitar un retraso por hacer un cambio en los accesos en el lado porongueño.

Mendoza recalcó que el proyecto inicial establecía un trazo directo a la primera rotonda del Urubó, es decir, la construcción de un acceso de solo 200 metros desde el puente, pero ahora se lo quiere conectar a la segunda rotonda, lo que alargaría el trazo hasta más de 1.000 metros.
Con el diseño inicial solo se necesita habilitar el acceso a la rotonda derribando una barda y pavimentando la vía sobre el terraplén que la empresa constructora ya levantó. En cambio, si se opta por el nuevo diseño se afectaría a terrenos privados y los propietarios están solicitando una compensación económica elevada por los predios que tendrían que ceder, pero el municipio no cuenta con los recursos y, además, cree que esto debe ser cubierto por la Gobernación que es el ente financiador de la obra.

“La Gobernación, cuando decidió el proyecto, definió por dónde hacerlo, por eso estamos mandando una nota con todos los antecedentes para buscar una solución, porque el problema se hace cuando intentan hacer una variación”, indicó el alcalde. 

“Nuestro objetivo es no atrasar la obra. Vamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance, los vecinos no van a permitir que ese puente se atrase más de lo que ya estaba marcado en el contrato. La empresa constructora señala que entregarán la obra en el plazo establecido, pero quieren que se liberen el derecho de vía”, recalcó el alcalde. 

Dijo que en la nota que enviaron solicitan una reunión con el gobernador Luis Fernando Camacho para ultimar los detalles y resolver todos los problemas contractuales que hay para que la obra concluya en los plazos previstos.

Destacó que la estructura del puente sobre el lecho del río, que abarca 420 metros lineales, fue concluida hace dos semanas, por lo que ahora la empresa está enfocada en la construcción del acceso hacia el cuarto anillo, en el lado del municipio capitalino. Esto una vez que la Alcaldía autorizó el trazo directo hacia cuarto anillo, para que el flujo vehicular se desvíe hacia la avenida Busch y no se generen embotellamientos en la av. San Martín.
La semana pasada el alcalde Jhonny Fernández se trasladó hasta el puente para informar sobre su decisión de autorizar los trabajos. “Vamos a dar luz verde a la construcción del acceso hacia la capital cruceña”, indicó a tiempo de señalar que se optó por un diseño que permita cumplir con los tiempos fijados para la habilitación del puente.

Esta obra forma parte de la primera ruta departamental creada en 2019. Funcionará con dos carriles de vuelta, mientras que el Mario Foianini será solo de ida. 

Necesidad
Los vecinos del municipio porongueño insisten en que es necesaria la habilitación del puente en los plazos establecidos porque el crecimiento de urbanizaciones y negocios en la zona del Urubó ha incrementado el tránsito vehicular, por lo que los usuarios aguardan ansiosos este nuevo acceso, dado que el tráfico se ha vuelto caótico.

El puente Mario Foianini es por ahora la única vía de interconexión con Porongo y fue construido hace 22 años, cuando el municipio porongueño tenía solo 8.000 habitantes y ahora cuenta con 25.000. Este puente recibe cada día una carga de vehicular de 35.000 motorizados y cuando fue construido se estimaba un pico de 5.000. 

Otros proyectos
Por otro lado, el municipio de Porongo tampoco baja los brazos y continúa gestionando otros dos nuevos accesos. El primero es el denominado puente Bicentenario, que desde hace diez años se viene tramitando, y fue proyectado por el Gobierno Municipal por la necesidad del crecimiento e inversiones que se hacen en esa comuna.
Las autoridades recuerdan que cuando se hizo el puente Foianini las urbanizaciones no pasaban de cinco, pero ahora hay cerca de 200, por lo tanto, el crecimiento poblacional también se ha disparado.

El Bicentenario es el puente que ha sido proyectado para que colinde con Santa Cruz de Sierra, entre la avenida Busch y Centenario. “Ese puente estaba financiado por el Gobierno Municipal y por los vecinos que ya hicieron aporte”, recalcó el alcalde.
En este momento los técnicos del municipio porongueño están revisando toda la documentación para reunir lo que necesitan, porque prevén reactivar el proyecto en los próximos 60 días. 

El otro puente que también impulsan es el que saldrá a la altura de la avenida Roca y Coronado, que contempla una inversión privada, por lo tanto, no tiene ningún costo ni para el Gobierno Municipal de Porongo ni para el de Santa Cruz de la Sierra. Esta obra se viene impulsando desde hace seis años.
“Es una inversión privada con la diferencia de que nosotros como municipio hacemos toda la tramitación, no lo puede hacer un privado, porque se va a convertir en una obra pública. Desde el 18 de mayo del año pasado venimos haciendo las gestiones necesarias para que se apruebe ese proyecto que definitivamente va a permitir resolver por los próximos diez o 15 años el tráfico en la región metropolitana”, indicó el alcalde Mendoza.

Muchas de las observaciones se han ido subsanando a través de la presentación de los informes técnicos que se requieren para la ficha ambiental.
Para concretar estas obras se está coordinando con las autoridades del municipio capitalino y la Gobernación. De hecho, está fijada para la próxima semana una reunión entre los equipos técnicos del municipio porongueño y de la capital cruceña, para ir avanzando en dichos proyectos.
Sobre el tema del puente Metropolitano, la Gobernación aún no se ha pronunciado, pero las autoridades porongueñas aseguran que están haciendo las gestiones para habilitar lo antes posible esta vía. Esta obra demanda una inversión que bordea los Bs 80 millones.