Putin sigue encubriendo las muertes en el Moskva y los familiares exigen respuestas: “Es una mentira cruel y cínica”

Después de negarlo durante días, el Kremlin ahora admite dos muertos. También dijo que no utilizaría reclutas, y hay varios desaparecidos. Crece la indignación de las familias de los marineros: “No sabemos ni cuándo será el funeral”

El crucero ruso fue impactado por misiles ucranianos

Los familiares de los marineros que sirvieron a bordo del crucero misilístico Moskva siguen exigiendo respuestas, ya que el gobierno ruso continúa ocultando información sobre lo que le sucedió a la tripulación, estimada en 510 personas, tras el hundimiento provocado por Ucrania.

El número total de muertos, heridos y desaparecidos sigue siendo un secreto de Estado. Moscú ni siquiera reconoció el ataque ucraniano, hablando de un incendio a bordo, lo cual habría provocado una explosión. Fotos difundidas este lunes, tomadas desde otra embarcación, mostraron daños muy evidentes provocados, según los expertos, por el impacto de misiles.



Hasta ahora se confirmaron apenas dos muertes. Pero al menos otras tres familias han dicho públicamente que no pueden encontrar a sus hijos que estaban sirviendo a bordo.

La segunda muerte confirmada oficialmente por el Kremlin fue la de Andrei Tsyvov, un recluta de 19 años.

Su madre, Yulia Tsyvova, había estado buscando desesperadamente información desde durante días. Recién este lunes por la mañana recibió una llamada del Ministerio de Defensa ruso. Su hijo estaba muerto.

“No me dijeron nada más, ninguna información sobre cuándo sería el funeral”, dijo la mujer al diario británico The Guardian. “Estoy seguro de que no es el único que murió”.

Los informes de los medios sugieren que el número de víctimas del ataque será mucho mayor, y los esfuerzos para suprimir la información sobre las muertes han generado comparaciones con el incidente del submarino Kursk que dejó 118 marineros muertos y golpeó el prestigio del joven presidente Vladimir Putin en el año 2000.

Varios padres de miembros de la tripulación del Moskva dijeron a The Guardian y a otros medios que sus hijos a bordo del barco eran reclutas y no soldados profesionales contratados, contradiciendo la versión oficial del Kremlin, que había prometido que ya no usaría conscriptos.

“Un recluta que se supone que no debe ver combates activos se encuentra entre los desaparecidos en acción”, escribió Dmitry Shkrebets, cuyo hijo Yegor era cocinero en el barco y figura como desaparecido en acción. “Chicos, ¡¿cómo pueden estar desaparecidos en acción en medio de alta mar?!”.

Shkrebets fue uno de los primeros en exigir públicamente respuestas sobre por qué su hijo fue enviado a la guerra. “Dijeron que toda la tripulación fue evacuada. ¡Es mentira! ¡Una mentira cruel y cínica!”.

Su esposa, Irina, le dijo al sitio web ruso independiente Insider que habían visto a unos 200 marineros heridos en un hospital militar en Crimea mientras buscaban a su hijo. La tripulación total del Moskva se estima en poco más de 500.

“Observamos a todos los chicos quemados”, le dijo a Insider. “No puedo decirte lo difícil que fue, pero no pude encontrar al mío. Solo había 200 personas y había más de 500 a bordo del crucero. ¿Dónde estaban los demás? Buscamos en Krasnodar y en todas partes, llamamos a todos los lugares, pero no pudimos encontrarlo”.

Otras familias se comunicaron con los Shkrebet con la esperanza de encontrar más información.

“Nos contactaron tres familias de Yalta, Alupka y San Petersburgo, cuyos hijos también están desaparecidos, también reclutas”, escribió su esposo el lunes, y agregó que habían presentado una solicitud por escrito para obtener más información en la oficina local de alistamiento.

“Necesitamos respuestas por escrito a nuestras preguntas sobre cómo encontrar a nuestros hijos, no mensajes de texto con fotos y oraciones”, dijo.

Otros padres tenían claramente más miedo de hablar. Ulyana Tarasova de San Petersburgo escribió en línea: “Mi hijo, Tarasov Mark, está desaparecido en combate a bordo del crucero Moskva”.

Horas después, su publicación ya no estaba.

Otros que hablaron con los medios rusos pidieron permanecer en el anonimato por temor a enfrentar represalias del gobierno.

La madre de otro marinero le dijo al sitio web Novaya Gazeta Europe que tres misiles habían golpeado al Moskva. Dijo que unas 40 personas habían muerto, varias estaban desaparecidas y “hay muchos heridos”.

Otros familiares de miembros de la tripulación, en cambio, dijeron que lograron localizar a sus familiares con vida.

Eskender Djeparov dijo que reconoció a su hermano Akbar en un video publicado por el Ministerio de Defensa que mostraba a marineros del Moskva reuniéndose con un alto almirante en Sebastopol después de que el barco se hundiera.

“Nos alegramos mucho cuando lo vimos en el video de la tripulación en Sebastopol”, dijo Djeparov a The Guradian. “El día después de la tragedia, llamó a nuestra madre y dijo que está vivo y bien. Que ella no debería preocuparse por él. No nos ha dicho lo que pasó, no dice mucho. Nos llama de diferentes números. Es un conscripto, comenzó en julio pasado. Definitivamente, nunca firmó un contrato”.

Un miembro de la familia del miembro de la tripulación, Evgeny Grinberg, dijo a través de un mensajero en línea que “su estado está bien y no tengo la intención de divulgar secretos militares”.

“Está plagado de consecuencias”, escribió Valery Grinburg de Monchegorsk, cerca de Murmansk. “Y Evgeny no dijo nada de todos modos”.

Cuando se le preguntó si estaba a bordo del barco, escribió “sí” y luego borró el mensaje. Cuando se le preguntó cómo sabía sobre la condición de su pariente, escribió: “Llamé al Ministerio de Defensa”.

“Este régimen nunca ha sido muy transparente con respecto a las bajas”, dijo Alexander Gabuev, investigador principal del Centro Carnegie de Moscú, al señalar las operaciones militares de Rusia en Ucrania y Siria o las investigaciones sobre los ataques en Beslan y el teatro de Dubrovka. “Mucho de esto tiene antecedentes y no es algo muy nuevo o muy sorprendente”.

 

Fuente: Infobae.com