Ramber Gómez, militante del MAS y con proceso penal

La nueva autoridad dice que nunca estuvo preso y que buscan dañar su imagen.

 

 



Fuente: paginasiete.bo

Yolanda Mamani Cayo / La Paz

Militante activo del MAS  salió bachiller, es parte de las juventudes del partido azul desde donde hizo campaña contra el 21F; así es parte de la trayectoria de Ramber Gómez Claros, el nuevo director de Migración en el departamento de Santa Cruz.

El nuevo funcionario enfrentó en 2018 un proceso penal, fue detenido y acusado de tres delitos por presuntamente favorecer a la liberación de dos detenidos por el asesinato de seis personas. No obstante, Gómez lo negó en las últimas horas. Aseguró que “nunca” estuvo en la cárcel y que buscan manchar su imagen.

Gómez reemplaza a Jorge Daga, quien fue destituido el 12 de marzo por impedir el ingreso de dos ciudadanos de Ucrania.

¿Quién es el nuevo responsable de la Dirección de Migración en Santa Cruz?

Ramber Gómez Claros es un abogado cruceño de 32 años, quien mediante su cuenta de Facebook muestra gran parte de su trayectoria como militante activo del partido azul desde que salió bachiller, en 2009.

Desde 2010 se involucró de lleno en política con las juventudes del MAS, hizo una intensa campaña en contra del 21F con publicaciones como “21F días de la mentira” y fue candidato al Concejo Municipal en 2015. También presume en sus redes de imágenes en compañía del expresidente Evo Morales.

Procesado en 2018

En los últimos años era responsable de la Central de Notificaciones del Palacio de Justicia de Santa Cruz y en 2018 fue detenido y acusado de haber incluido el nombre de dos reclusos de Palmasola en una lista de reos que debían ser liberados. Los delitos que enfrentó y por los que fue detenido fueron falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumentos falsificados.

El hecho se conoció por la denuncia de Jairo Guiteras, diputado de Comunidad Ciudadana,  quien reclamó al Gobierno cómo nombró a una persona con antecedentes penales. Creemos se  unió al reclamo y exigió también su destitución.

En respuesta, Gómez insistió en que “nunca” estuvo en el penal y que no existe una sentencia condenatoria en su contra, aunque admitió un proceso por tres delitos y que fue aprehendido. “Nunca pisé Palmasola por los delitos que se me están acusando. Ésta es una denuncia falsa que daña mi imagen”, dijo al portal Detrás de la verdad.