Senadora Requena alerta organización de mafias en el norte paceño en torno a la minería

La legisladora dijo que hay capitales nacionales que están entrando a la actividad minera con maquinaria pesada que tiene altos costos y hace alianzas con grupos que tienen alguna área de explotación.

a015acc9-cb4d-4f06-ada7-8a5865796f43

Fuente: ANF



La presidenta de la Comisión de Tierra y Territorio del Senado, Cecilia Requena, advirtió de los graves problemas que se están generando en el norte de La Paz, en torno a la explotación del oro, organización de mafias, desplazamientos internos, violencia y toma de hecho de tierras.

La muestra de esta situación es lo sucedido el 29 de marzo en la comunidad de Chushuara, un enfrentamiento entre una parte de los comunarios que quieren afiliarse a la organización de los interculturales y otros mantenerse con los campesinos, en alianzas con foráneos dispuestos a generar violencia.

La senadora Requena señaló que a este escenario se suma el problema de la falta de presencia estatal, del Órgano Ejecutivo, del Legislativo, y una presencia objetable de la Policía.

“Es un problema mayor, es una muestra de una situación en la región absolutamente inaceptable de violación de derechos humanos potencial, de abuso, de impunidad, y una presencia del Estado que no existe o cuando va no arregla los problemas”, sostuvo Requena a la ANF.

Explicó que una de las estrategias de explotación del oro es alentar la división, el enfrentamiento entre comunidades o comunarios de una misma organización comunitaria, unos cercanos a los interculturales y otros a los campesinos.

Dice que no solo los interculturales son responsables de los líos sino de otros sectores afines al Movimiento al Socialismo “que han desarrollado prácticas de hecho, de ocupación de tierras de hecho, de impunidad con una omisión del Estado o quizás una complicidad del Estado y a veces las dos cosas”.

“Se están desarrollando mafias, los consorcios, es gente que ve la oportunidad económica, pero por fuera de la legalidad y tienen algunos contactos clave para que esto prospere en vez de que sean detenidos”, alertó la legisladora.

Comentó que en algunas actividades ya no necesitan de los extranjeros que están operando grandes dragas, porque ahora se están viendo capitales nacionales que se están metiendo en la actividad de explotación con “maquinaria para generar minería mecanizada, que es brutal”.

“Y para eso mucha gente ya habla de lavado de dinero, entonces se está lavando dinero, se compra maquinaria y se entra en asociación con aquellas organizaciones que tiene un derecho minero inicial que han reservado el área y hacen negociación de repartija de beneficios, y los que ponen la maquinaria suelen tener la mayor cantidad de la torta y la comunidad con la menor parte y con la tragedia”, manifestó.

Para la senadora el problema se está extendiendo porque las cooperativas y empresas que han terminado de explotar el oro en el municipio de Guanay o Mapiri. se están moviendo hacia el norte con el mismo objetivo, sin tomar en cuenta el daño al medioambiente y a las comunidades.

Describió que se está generando unos “desplazamientos internos” de gente prácticamente expulsada de sus comunidades. Es lo que ha sucedido en Chushuara, cuando la policía retiró a los detenidos de la zona, aunque esos detenidos eran comunarios que ahora están en La Paz sin poder retornar porque en la comunidad está la gente involucrada en el enfrentamiento

Es gente que es echada de su comunidad, pierden su casa, sus cultivos. “Es una situación dramática la que estamos viviendo en La Paz, es verdaderamente dramática la gente que no tiene acceso a la justicia, que se le está violando sus derechos”.

Advirtió que en la zona se vive en permanente incertidumbre porque hay gente violenta que impide el paso a los indígenas y campesinos, hay amenazas de secuestro “–como sucedió con nosotros-”, afirmó Requena, al recordar que antes de la Semana Santa ingresaron a la zona y fueron agredidos por gente violenta asentada en el lugar.

El detonante es el oro que “está acelerando el conflicto y la gente que ya ha sacado todo el oro que podía sacar de Guanay, Mapiri se están moviendo hacia el norte de La Paz, con los mismos métodos de creación de comunidades acarreo de gente, violencia de los comunarios que viven en la zona, por diferentes razones y desplazamiento interno, violencia”, dijo.