Separatistas prorrusos niegan haber usado armas químicas en Mariúpol

La alcaldía de la ciudad portuaria y el controvertido batallón Azov acusaron a la milicia separatista de utilizar sustancias venenosas contra la población. Se reportan civiles y militares intoxicados.

Un residente de Mariúpol observa la destrucción de la ciudad portuaria de Mariúpol. Una sustancia desconocida fue presuntamente lanzada desde un avión no tripulado, según el Batallón Azov.

La milicia separatista de Donetsk negó este martes (12.04.2022) haber utilizado armas químicas para asaltar la planta de siderurgia y metalurgia Azovstal, en la asediada ciudad portuaria de Mariúpol, dijo un portavoz a la agencia rusa Interfax.



«Las fuerzas de la república popular de Donetsk no utilizaron ningún arma química en Mariúpol», señaló el vocero de la milicia, Eduard Basurin.

El pasado lunes, el controvertido batallón de Azov, una unidad formada por nacionalistas y ultraderechistas conocida por ser la principal fuerza que enfrentan las tropas rusas en Mariúpol, denunció que Rusia lanzó un agente químico no determinado con un avión no tripulado sobre la planta de Azovstal.

El químico fue utilizado contra civiles y militares, según las denuncias del batallón y de la Alcaldía de Mariúpol.

El fundador del regimiento, Andriy Biletsky, señaló este martes en un nuevo mensaje en su cuenta de Telegram que, de los tres soldados afectados, uno tiene lesiones moderadas y los otros dos están bajo supervisión médica.

Entre los civiles afectados por el ataque, dijo Biletsky, una anciana sufre el peor estado de intoxicación.

Los principales síntomas de las víctimas incluyen enrojecimiento facial, presión arterial alta y molestias en los ojos.

«Ahora se sabe que el enemigo utilizó sustancias venenosas o potentes sustancias venenosas asfixiantes. Sin embargo, por encontrarse en un bloqueo total (la ciudad), un análisis toxicológico es imposible», sostuvo Biletsky.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo el lunes por la noche que Rusia podría recurrir a las armas químicas mientras acumula tropas en la región oriental de Donbás para un nuevo asalto a Mariúpol. El mandatario no precisó si estas armas habían sido realmente utilizadas.

Tanto Estados Unidos como Gran Bretaña aseguraron estar verificando estas denuncias. En caso de que Rusia haya utilizado armas químicas, entonces «todas las opciones estarían sobre la mesa”, advirtió el secretario de Estado británico para las Fuerzas Armadas, James Heappey, desde Londres.

El uso de armas químicas marcaría un nuevo riesgo en una guerra que ya ha dejado un rastro de muerte y destrucción desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, envió sus tropas a Ucrania el 24 de febrero.

JP (efe, reuters)

Fuente: dw.com