La subsecretaria de Relaciones Exteriores y agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Ximena Fuentes, afirmó este martes que, en la medida que ese tribunal acepte el argumento de su país en la disputa con Bolivia por las aguas del Silala, “no se puede hablar ni de ganador ni de perdedor”.

“Básicamente el argumento (nuestro) es muy simple: el río Silala es un curso de agua internacional (y que) ambos Estados ribereños, Chile y Bolivia, tienen derecho a un uso equitativo y razonable, eso es lo que nosotros estamos pidiendo a la Corte. Por tanto, en la medida que la Corte acepte nuestro argumento, creo que no se puede hablar ni de ganador ni de perdedor, sino que ambos Estados lograrán la certeza jurídica que les permitirá cooperar en materia de recursos hídricos compartidos, además en una época de extrema escasez hídrica en el mundo”, dijo.