Stefanya, la niña TIC que inspira al mundo de la astronomía: “la disciplina es lo más importante de una persona”

A sus 19 años, Stefanya Jaramillo ha logrado ser promotora de un club de Astronomía en su colegio, el cual despertó su interés para volverlo carrera universitaria

Stefanya Jaramillo

Fuente: Infobae

Si bien las niñas en el mundo sobresalen en materias como la lectura y escritura, sin que haya distinción de género, siguen estando infrarrepresentadas en los campos de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (CTIM/STEM).



Las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes que desarrollan habilidades en áreas tecnológicas, programación y codificación, desarrollo de aplicaciones e informática no solo estarán bien ubicadas para una carrera exitosa en el sector de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), sino que estas habilidades constituyen una gran ventaja en casi cualquier otro campo de estudio.

Y qué mejor que tener a primera mano un testimonio para el Día Internacional de las Niñas en las TIC, que sobresale en este ámbito, teniendo en el camino diferentes dificultades que nunca dudó en superar.

Stefanya Jaramillo

Stefanya Jaramillo Higuita es una joven colombiana que, desde que se encontraba en su etapa escolar, ya se podía ver que tenía muchas habilidades en los sectores de STEM. Explicó para Infobae que “en el colegio, estuve siempre ligada a diferentes proyectos. Por ejemplo, fui promotora en el club de astronomía, el cual yo lo formé junto con un profesor de matemáticas que me ayudó a despertar el interés por esta carrera”.

“A partir de ahí (cuando fundó el club de astronomía), pude motivar a muchos compañeros de la escuela en que se interesen en lo que hoy se conoce como los campos de STEM o TIC. Realmente era muy motivador, pues en la comunidad para ese entonces no era muy común ver niños interesados en este tipo de conocimientos”, recordó.

Oracle Academy. (foto: Revista Level Up)

Asimismo, es participante de Oracle Academy. Stefanya da a conocer que gracias a Oracle ha trabajado en proyectos alineados con matemáticas y programación, además de fortalecer sus conocimientos para su carrera.

Para Stefanya, su sueño más grande es trabajar en la NASA y, de la mano con este proyecto, ve la posibilidad de lograrlo debido a las herramientas y habilidades informáticas que cada vez domina mejor.

Actualmente, a sus 19 años Stefanya está por empezar el tercer semestre de su pregrado en Astronomía y trabaja para solventar algunos gastos personales y familiares como mesera en un hotel los fines de semana. Pero, y como se mencionó al inicio del artículo, no todo siempre fue fácil en el largo recorrido que hasta el momento la colombiana ha realizado con éxito.

Primeros pasos y dificultades de Stefanya en los campos de TIC

Como ya se mencionó, Stefanya dice que su mentor para que el gusto en el ámbito de las TIC o STEM fue su profesor de matemática. Este último desarrolló un proyecto en el colegio llamado ‘Matemática y programación’, el cual la joven fue partícipe. “Cuando comencé en el proyecto, pude tener mucho más en cuenta este tipo de conocimientos, los cuales tomé más en serio y supe que quería que sean parte de mi vida, que quería interiorizarlo y quería saber más”.

Por otro lado, en el sector de la tecnología, particularmente, la inclusión del sexo femenino se ve dificultada por limitaciones de los sistemas educativos tradicionales, la adopción de sesgos inconscientes sobre su desempeño en el área, la ausencia de modelos a seguir, las expresiones de discriminación laboral y la creencia en estrategias de género neutro. Todas estas barreras limitan las oportunidades de las mujeres para acceder y desarrollarse en tecnología.

Imagen ilustrativa de una joven en Astronomía. (foto: TekCrispy)

Y si bien Stefanya nunca ha sufrido un acto de machismo por optar ingresar a una carrera que implica la ciencia, explicó que la situación en un colegio rural no siempre es de las mejores, pues muchas mujeres viven de la desinformación y, por situaciones extraordinarias, tienen que dejar de por un tiempo sus proyectos personales para priorizar otras cosas.

“Por suerte, jamás he recibido un comentario machista acerca de mi elección sobre estudiar Astronomía. Pero, lamentablemente en el colegio, al encontrarse en una zona rural, muchas chicas quedaban embarazadas, por lo que siempre había prejuicios de algunas personas e incluso otros alumnos que se cuestionaban cómo una mujer podía interesarse por temas de Ciencia y Tecnología cuando pasaban por cosas así, y que finalmente no tenía nada que ver una cosa con la otra”, comenta Stefanya.

Para superar estos desafíos, como por ejemplo el miedo que las niñas o mujeres se enfrentan al no saber si inclinarse por un campo de TIC o STEAM, la joven colombiana mencionó que “la disciplina es lo más importante y valioso que una persona puede tener para lograr lo que se proponga”.

“Las niñas pueden tener mucha inspiración, mucho ímpetu, mucha motivación por lo que queremos lograr, pero si no se tiene disciplina y no se dejan atrás los obstáculos y miedos, será muy difícil lograr las metas personales”, concluye Stefanya.