Testigos en «golpe II» niegan vacío de poder y no explican quien gobernó en crisis de 2019

Este martes se presentaron como testigos, Rivero, Omar Aguilar, Eva Copa.

Juicio
El juicio en «golpe II» continùa.

 

 



Fuente: ANF

Los testigos de la parte acusadora en el caso “golpe II” negaron que entre el 10 y 12 de noviembre de 2019 se hubiera producido un vacío de poder producto de la renuncia de todas las autoridades del MAS en la línea de sucesión constitucional, tampoco explican quién gobernó en ese tiempo, piden que se identifique a las personas que daban las órdenes.

En el segundo día de toma de declaraciones de los testigos de la parte acusadora, ratificaron que Jeanine Añez asumió la presidencia de manera ilegal e inconstitucional, sin respetar la sucesión constitucional.

“Los abogados de la defensa apuntaron a que, si había un vacío de poder, ‘dije que no había’”, sostuvo el exsenador del MAS, Omar Aguilar, quien llegó a la sede de gobierno para participar en el juicio en calidad de testigo.

Detalló que a Añez le correspondía como segunda vicepresidenta del Senado convocar a sesión para elegir al presidente del Senado, que le correspondía a la mayoría, es decir, al Movimiento al Socialismo.

Los abogados también consultaron si la sesión en la que se “proclamó” Añez era legal, Aguilar respondió: “no tiene ningún valor legal (…). No hubo ninguna instalación, esos actos son nulos de pleno derecho”.

La exdiputada Susana Rivero coincidió con Aguilar, manifestó que no existió vacío de poder y la asunción de Añez fue ilegal. Dijo que, junto a la expresidenta del Senado, dialogaban con la Iglesia Católica, la Unión Europea y los políticos opositores sobre la sucesión, pero mientras eso sucedía Añez se proclamó presidenta.

Consultada sobre quién gobernó entre la renuncia de Evo Morales y de toda la línea de sucesión constitucional y la asunción de Añez, Rivero dijo: “eso se está dilucidando en este juicio, se intentó durante un año decirle al país que hubo vacío de poder”.

En ese tiempo, no había una cabeza visible al frente del Gobierno, Morales no solo renunció, sino que el 11 partió a México como asilado, junto a él partieron el renunciante vicepresidente Álvaro García Linera y la entonces ministra de Salud, Gabriela Montaño.

También dimitió Adriana Salvatierra que en ese momento era presidenta del Senado, mucho antes por la violencia dejó el cargo Víctor Borda presidente de la Cámara de Diputados.

“Los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía le tendrán que decirle al país quiénes le daban ordenes incluso antes que Añez llegue a La Paz”, sostuvo Aguilar.

En el juicio el exsenador se ratificó que también recibieron la orden de renunciar de manera colectiva a sus cargos en el Senado, dijo que no podía precisar si fue orden de Salvatierra, pero que a nombre de ella trasmitió el pedido el director de comunicación del Senado, Aldo Camacho.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, también se presentó como testigo, la exsenadora señaló que en 2019 recibió una llamada de Adriana Salvatierra, quien le sugirió renunciar a su cargo.
“No sé si una llamada es presión, pero sí he recibido una llamada. En ese momento había bloqueos, habían tomado la casa de uno de mis colegas. Por cuidado a nuestras familias, ella ha sugerido que podamos renunciar, pero es una sugerencia”, señaló, según Detrás de la Verdad.