‘Tienen la gallina de los huevos de oro’: Viceministro señala quiénes impiden la transformación de DDRR

SOSTIENE QUE HAY REDES

El lunes se detuvo a un funcionario de DDRR que realizaba cobros en El Alto.

Fuente: erbol.com.bo

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, explicó que la transformación de la administración de Derechos Reales (DDRR) es impedida por las mismas redes que manejan la institución como una “gallina de los huevos de oro”, para realizar cobros indebidos.



Silva señaló que en su despacho se han recibido quejas de usuarios de DDRR quienes denuncian cobros de dinero dependiendo del tamaño del terreno o del costo del inmueble que pretenden registrar.

Alertó también que nadie está seguro en sus bienes, porque después de 15, 20, 25 años de habitar un lugar, pueden aparecer otros dueños con documentos.

“Lamentablemente tenemos esa inseguridad los bolivianos que tenemos un terreno, que tenemos una casita, bien inmueble, no estamos libres de que aparezca mañana o pasado otro dueño con otro folio real”, señaló en entrevista con el programa La Mañana en Directo de ERBOL.

Advirtió también que el sistema informático de DDRR es altamente vulnerable, Puesto que se puede cambiar la superficie, ubicación y nombres de los bienes registrados.

El Viceministro explicó que DDRR funciona con una ley de 1887 y que, cuando se propuso una nueva ley que además incorpora un nuevo sistema informático, se debe enfrentar a quienes manejan la “gallina de los huevos de oro” que impiden la transformación de la entidad.

“Son los mismos mismos que tienen está gallina de los huevos de oro que es Derechos Reales, donde están extorsionando a la población con cobros irregulares”, indicó.

Detalló que si bien un trámite puede costar 78 bolivianos, estas redes cobran 400, 500, 1.000, 2.000 o más para “agilizar”, porque de los contrario el procedimiento duraría meses.

“Nos hemos enfrentado justamente con aquellos que tienen en Derechos Reales la gallina de los huevos de oro y que no quieren cambios, pero no solamente reciben plata de estos cobros irregulares, sino también de la venta de cargos de los puestos de trabajo que hay al interior de Derechos Reales, que tienen su precio y saben de lo que estoy hablando”, agregó.

Silva advirtió también que quienes se oponen a la transformación de DDRR, han hecho surgir un rumor de que el gobierno quiere cambiar esa entidad  para controlar cuántas casas tiene una persona y después quitárselas.

Indicó que se tratan de redes, que operan en diferentes ámbitos que se aprovechan de esta situación.

“No estamos hablando de un simple funcionario, son redes en las que, de acuerdo a los testimonios y documentos que estamos revisando. Hay pues actitudes que realmente preocupan de jueces, fiscales y funcionarios de las alcaldías, funcionarios de Derechos Reales, dirigentes, loteadores”, detalló.

Según el Viceministro, esta práctica de tráfico de tierras se desarrolla por generaciones: “desde los tatarabuelos han transmitido a los abuelos, a los padres, a los hijos”.

“Lamentablemente hace décadas atrás no hemos podido solucionar, es una necesidad urgente hoy la de tener una nueva institución de Derechos Reales con un nuevo sistema informático, que los inmuebles tengan un código único”, manifestó.