Zelenski denuncia campos de concentración rusos y deportaciones a Siberia

El mandatario aseguró que niños también son enviados a Rusia, con el fin de “olvidar de dónde son”. Acusó a los invasores de intentar ocultar los crímenes cometidos en Mariúpol.


El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, denunció que los invasores rusos retienen en los territorios temporalmente ocupados a ciudadanos ucranianos en llamados «campos de filtración”, desde donde son enviados a Siberia y al extremo oriente de Rusia. Las personas que intentan dejar Mariúpol son derivados a estas zonas. El intento de evacuación de civiles del sábado fracasó, según las autoridades ucranianas, porque las tropas rusas impidieron el proceso.



«Rusia sigue apoyando las actividades de los llamados campos de filtración, entre ellos cerca de Mariúpol. Aunque el nombre apropiado es realmente diferente: son campos de concentración. Como los que construyeron también los nazis en su momento», dijo Zelenski la noche del sábado en su mensaje diario, recogido por las agencias Ukrinform y Unian este domingo (24.04.2022).

El mandatario añadió que «los ucranianos de estos campos -los supervivientes- son enviados a territorio ocupado y a Rusia. Se han registrado casos de deportación de nuestros ciudadanos al interior de Rusia, a Siberia e incluso a Vladivostok», denunció. «También deportan a los niños con la esperanza de que olviden dónde está su hogar, de dónde son. Y son de Ucrania», subrayó.

Invasores impiden evacuación

Al mismo tiempo, Zelenski informó que se están descubriendo nuevos hechos sobre los crímenes de los invasores rusos contra los habitantes de Mariúpol y se están estableciendo lugares de entierro de las personas asesinadas. «Estamos hablando de decenas de miles de residentes de Mariúpol muertos. Se están grabando las conversaciones de los invasores acerca de cómo ocultar las huellas de sus crímenes», dijo. Además, imágenes satelitales muestran lo que parecen ser fosas comunes cavadas en localidades al este y oeste de Mariúpol.

En tanto, el alcalde adjunto de Mariúpol, Petro Andryushchenko, denunció que la evacuación de civiles prevista para el sábado fracasó debido a que los invasores dispersaron a las personas que se habían reunido para salir en buses de la ciudad. «Una vez más han impedido una evacuación”, fustigó, denunciando que, en cambio, algunas personas fueron obligadas a subir a otros vehículos, en donde fueron trasladadas a Dokuchaievsk, una localidad ocupada por Rusia, 80 km al norte de Mariúpol.

DZC (EFE, AP)

Fuente: www.dw.com