Alemania apoyaría un embargo al petróleo ruso en la UE con un «período de transición»

Berlín apoya «de manera activa» que Bruselas, donde se negocia un sexto paquete de sanciones contra Rusia, prohíba las importaciones de petróleo ruso «con un período de transición», confirmaron fuentes diplomáticas.

Deutschland | Die Erdgasverdichterstation Mallnow der Gascade Gastransport GmbH

La cadena pública alemana ZDF había adelantado este domingo (01.05.2022) que el gobierno alemán se ha manifestado «claramente» a favor de un embargo al petróleo ruso en la Unión Europea. Citaba fuentes diplomáticas en Bruselas, donde se debate actualmente un sexto paquete de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania.

La Unión Europea ya ha implementado una prohibición a las importaciones de carbón ruso, pero los suministros de petróleo y gas son más difíciles de reemplazar. Alemania se había mostrado hasta ahora reticente a aceptarla, debido a su dependencia del gas ruso. Era hasta ahora uno de los países contrarios a la medida, pero el único: también España, Italia, Grecia, Hungría, Austria y Eslovaquia (los primeros, preocupados por el precio de la energía, y los últimos, también dependientes de la importación desde Rusia).



Fuentes diplomáticas han confirmado a dpa y a Efe el gripo en la postura alemana. No obstante, el gobierno alemán quiere que en el paquete de sanciones se contemple una fase de transición para instituir el embargo de crudo, cuya duración no se ha especificado todavía. El pasado martes el ministro alemán de Economía y Energía, Robert Habeck, ya señaló un posible cambio de orientación al indicar que en las ocho semanas desde que comenzó la guerra de Ucrania, Alemania ha conseguido reducir en gran medida sus importaciones de petróleo ruso, originalmente en el 35%.

En estos momentos la cifra está cerca del 12%, indicó Habeck, que, según dijo, todavía estaba buscando una alternativa para sustituir dicho volumen, importado por oleoducto hasta la refinería de Schwedt, en el este del país. El mensaje optimista del ministro, que aseguró que «en pocos días» Alemania estaría en condiciones de independizarse del petróleo ruso, desató conjeturas sobre la inminencia de un posible embargo por parte de Berlín.

Se cree que la razón del cambio en la postura alemana radica precisamente en los éxitos en esta búsqueda de proveedores alternativos. Sin embargo este viernes un portavoz del Ministerio de Economía rebajó las expectativas al asegurar que todavía hay «muchas cuestiones abiertas», aunque según señaló el Gobierno alemán «no obstaculizaría» un eventual embargo, pues estaría en condiciones de «gestionarlo».

Se espera que la Comisión Europea incluya el embargo del petróleo ruso en su nuevo paquete de sanciones contra Rusia, el sexto desde que comenzó la invasión de Ucrania. Según adelantó Bloomberg el sábado, Bruselas tiene previsto proponer que la llegada de petróleo ruso a la UE esté totalmente prohibida para finales de año, con restricciones a las importaciones introducidas de forma gradual hasta entonces.

lgc (dpa/efe/zdf)

Fuente: www.dw.com