Alta cúpula policial conocía hace 40 días de la operación rescate de autos robados

Luego de la difusión del reportaje del canal de Chile Meganoticias las autoridades policiales de Bolivia reaccionaron con la destitución y captura de un coronel en Potosí y la separación del subdirector Rolando Téllez.

 

 



Fuente: El Deber
Guider Arancibia Guillen
 

La alta cúpula policial de Bolivia conocía hace 40 días de la operación rescate de vehículos robados que se desarrolló en Santa Cruz.

La operación ilegal fue difundida por Meganoticias de Chile tras completar una investigación que destapó el escándalo.

El comandante de la Policía de Santa Cruz, coronel Erick Olguín, tomó conocimiento de la operación sobre los detalles de la misma, las características de los motorizados que fueron identificados robados a sus propietarias en acciones violentas en Calama-Chile.

Según los procedimientos que rigen en la institución del orden, de acuerdo a fuentes policiales, en primera instancia le pasaron los datos al comandante departamental de la Policía, también conoció el hecho de forma inmediata el comandante general, Johnny Aguilera, el alto mando y el Ministerio de Gobierno, que con las nuevas normas ya es miembro y cabeza del alto mando policial.

En Bolivia el caso estalló este domingo luego de la difusión del informe del equipo periodístico del canal de Chile Meganoticias, en el que participaron ex policías chilenos del Grupo Búsqueda de Chile.

El hecho publicado derivó en la detención del coronel Raúl Cabezas Pantoja, comandante de la Policía de Uyuni en Potosí, así como la destitución del cargo del coronel Rolando Téllez que se desempeñaba como subdirector de Diprove en Santa Cruz.

El informe del 26 de marzo

El 26 de marzo, el coronel Rolando Téllez Antezana, en calidad de director interino de la unidad de Diprove, emitió un informe oficial escrito al comandante departamental, coronel Erick Olguín, haciendo conocer de la presencia en Santa Cruz del director del grupo Búsqueda de Vehículos de Chile, Hugo Bustos.

Tras el escándalo nacional, luego de la difusión del reportaje del medio de comunicación de Chile, el coronel Téllez en su descargo y como un as bajo la manga, sacó el informe y aseguró que en estos casos, como es norma, él hizo conocer a la superioridad de las diligencias y movimientos que se venían realizando.

El informe, en su parte fundamental, señala que “en fecha 26 de marzo recibí la llamada del señor Hugo Bustos Alderete, el mismo que me indicó que era director del grupo Búsqueda de Vehículos de Chile. Hugo Bustos me indicó que estaba realizando trabajos de inteligencia con un compañero más, respecto a la búsqueda y detección de vehículos que saltaban con GPS en distintas zonas de Bolivia”.

El coronel Téllez, en otra parte de su informe, señala que Hugo Bustos tomó contacto vía telefónica con su persona para indicarle que detectaron una camioneta Toyota Hilux de color rojo con placa LP FC-90 de Chile, “el GPS marcaba su ubicación en la localidad de Yapacaní. Mi persona le indicó que por favor pase por oficinas de Diprove y quedamos en que vendría el lunes 28 de marzo, pero el domingo 27 me mandó mensajes vía WhatsApp para cancelar la reunión a la que lo llamé vía telefónica y me indicó que estaría retornando a Chile con la novedad que había detectado varios vehículos (robados) en Bolivia”.

En el informe, asimismo, el coronel Téllez hace conocer a sus superiores que el contacto con Hugo Bustos, fue por vía telefónica y mensajes de WhatsApp, y que nunca se reunieron personalmente para verificar si el personaje chileno tenía documentación respaldada del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Camioneta roja en Yapacaní

La investigación periodística revela que la camioneta de color rojo fue ubicada en plena playa de venta al aire libre en Yapacaní. En este lugar es abordado por el equipo de indagación el sujeto que tenía a su cargo la venta del motorizado, a quien le hacen conocer que ese vehículo era reportado robado en Chile. Ante esa información, el vendedor pide calma y marca su celular y habla supuestamente con el coronel Rolando Téllez, subdirector de la unidad de Diprove.

Este hecho sorprendió a Hugo Bustos, según refleja el reportaje periodístico porque él se da cuenta que las redes o las mafias del robo de vehículos cuentan con la participación “de los mismos altos jefes policiales de Bolivia”.

Sin embargo, ayer el coronel Téllez, ante este hecho, negó ese extremo. Manifestó que el sujeto que ofrecía a la venta la vagoneta de ninguna manera se comunicó con él y que jamás hablaron vía telefónica, y mucho menos de manera personal, aseguró que todo era falso.
De esta forma Rolando Téllez negó todo y hasta puso en duda la veracidad del reportaje. Aseguró que “al parecer algunas escenas fueron alteradas solo para desprestigiarlo”.

Se considera aún subdirector

Después que el comandante de la Policía, Erick Olguín, informara que Rolando Téllez ya fue destituido de su cargo y puesto a disposición de la Dirección de Investigaciones Policiales DIDIPI, para que responda a un proceso o sumario interno por considerar que cometió una falta muy grave, el segundo hombre de Diprove en Santa Cruz, se presentó ayer al Comando de la Policía.

El mismo Téllez aseguró que sostuvo una reunión con el comandante de la Policía, Erick Olguín. Sin embargo, al filo de la tarde de ayer Téllez confirmó que no recibió ninguna comunicación escrita y que estaba en el Comando. Dio a entender que de manera oficial no le dieron ninguna comunicación por lo que aún se considera subdirector de Diprove, hasta que reciba por escrito otras instrucciones de la superioridad

Tampoco recibió ninguna citación de parte de la Fiscalía por las investigaciones que se desarrollan en su contra y la del coronel Raúl Cabezas Pantoja, destituido del cargo de comandante de la Policía de Uyuni de Potosí, y detenido para su procesamiento por delitos de complicidad en robo agravado, legitimación de ganancias ilícitas y uso indebido de influencias.

La Fiscalía de Distrito dirigida por el fiscal Róger Mariaca, informó que el coronel Rolando Téllez, será citado para que acuda a prestar declaraciones en el caso, pero subrayó que no lo hará como implicado, sino en calidad de testigo con el objetivo de acumular mayores elementos de pruebas.