Asesinato de fiscal paraguayo en Colombia expone lazos entre la política y el narco


El fiscal paraguayo antimafia Marcelo Pecci fue asesinado este martes por pistoleros que llegaron en motos acuáticas hasta el sitio donde pasaba su luna de miel en el Caribe colombiano. El crimen deja en evidencia la transformación de Paraguay en un productor de cocaína y los nexos entre la clase política y el narcotráfico, según analista consultado por RFI.



RFI: La investigación del fiscal Marcelo Pecci dio lugar hace un mes lugar al mega operativo “A Ultranza Py”, que llevó a la renuncia de varios políticos implicados en una estructura criminal de tráfico internacional de cocaína. Este caso arroja luz sobre lo que usted Carlos Aníbal Peris, politólogo experto en narcotráfico de la Universidad Católica de Asunción, denomina la narcopolítica en Paraguay…

Carlos Aníbal Peris (CAP): Efectivamente, vemos que cada vez existen más lazos entre los sectores políticos, las campañas electorales y grupos narcotraficantes que operan en el Paraguay. Además también estamos viendo que esta operación de los grupos narcotraficantes, amparadas por muchos políticos zonales, está siendo cada vez más compleja en el sentido que Paraguay hace ya un buen tiempo dejó de ser un país productor de marihuana y solamente de paso para la cocaína, para ser un país que elabora cocaína a través de laboratorios clandestinos, principalmente en la zona del Chaco. Eso trae una mayor ganancia, más grupos disputando por este hampa del narcotráfico. Eso otra vez trae más violencia, entonces cada vez tenemos más políticos que se encuentran en la lógica de la narcopolítica.

RFI: Usted habla de narcopolítica, y me hace pensar en fenómenos como la parapolítica colombiana, es decir este entramado de relaciones mafiosas entre los narcotraficantes, los políticos nacionales o regionales y empresarios o terratenientes. ¿Es un fenómeno similar en Paraguay?

CAP: Asimismo, si bien es cierto de que siempre existieron ciertos lazos en lo que era la zona de Pedro Juan Caballero, Concepción, San Pedro, todo lo que podría ser esa frontera seca con Brasil. Por el año 2008 sale uno de los primeros casos que a nivel nacional. Ese caso fue el anticipo de lo que cada vez se está presentando más en el Paraguay. Los propios congresistas, entre ellos mismos, se acusan de  lazos con el narcotráfico, pero también se puede ver a través de estos operativos como “A Ultranza Py”, y la pregunta que nos tenemos que hacer por qué. Una de las principales conclusiones que sacamos es que la nueva ley electoral en el Paraguay ya no se hacen través de listas, sino que es nominal. Es decir, que cada candidato tiene que conseguir una cantidad mínima de votos para poder llegar a un cargo o para poder ingresar en el Congreso, y es ahí donde aparecen lazos con el narco que financian campañas de políticos emergentes o no emergentes para que en definitiva puedan conseguir los votos necesarios para llegar al cargo electivo que desea.

Radio Francia Internacional