Auza: «Tenemos activada la vigilancia para todas las enfermedades que signifiquen una amenaza»

En Bolivia se mantiene la vigilancia epidemiológica activa para cualquier enfermedad, como la hepatitis que ha estado atacando a niños menores de 16 años en varios países, según informó este lunes el ministro de Salud, Jeyson Auza.

La autoridad aseguró que en el país existe un control minucioso y mediante protocolo en todo el territorio nacional, para evitar un posible brote de esta hepatitis, que ya tuvo su primer caso en el país vecino de Argentina.

“Nosotros tenemos activada la vigilancia epidemiológica no solamente para el covid-19, sino para todas las enfermedades que signifiquen una amenaza para la población boliviana y hemos emitido los instructivos correspondientes para que se reporte de manera inmediata cualquier caso de hepatitis que sobrepase la cantidad de casos esperados en esta época de cambio de clima y que nos hiciese pensar algún brote de esta enfermedad”, mencionó el ministro.



Esta hepatitis infantil de origen desconocido, no es de los casos comunes como A, B, C, D y E. Se ha detectado en países europeos y en algunos del continente americano.

“Nosotros cuando manejamos IRA’s o cuando manejamos cualquier enfermedad que pueda proliferar en la población, se maneja un canal endémico que tiene un rango ya sea superior o inferior, pude haber una cantidad mínima de casos o una máxima para lo cual estamos preparados”, señaló Auza.

La hepatitis generalmente no tiene síntomas perceptibles, pero en estos casos que ataca a la población infantil pueden incluir orina oscura, heces de color gris pálido, picazón y coloración amarillenta de los ojos y la piel. Los infectados también pueden sufrir dolores musculares y articulares, temperatura alta, náuseas y estar inusualmente cansados todo el tiempo.

La Organización Mundial de la Salud alertó hace semanas de estos casos de hepatitis, los cuales ya se detectaron en otros países de la región.