Bolivia advierte de ‘movimientos encubiertos de la OTAN’ en la guerra entre Rusia y Ucrania

El presidente Luis Arce exhortó a la ONU a redoblar los esfuerzos para sentar a las partes en conflicto, abrir un espacio de diálogo y restablecer la paz mundial.

Esta fotografía tomada el 25 de mayo muestra parte de la destrucción que dejó la guerra en Ucrania. Foto: AFP.

Fuente: https://www.la-razon.com

El presidente Luis Arce ratificó este viernes que el país está preocupado por la guerra entre Rusia y Ucrania, y consideró que hay “movimientos encubiertos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)” en dicho conflicto.



“El Estado Plurinacional de Bolivia observa con preocupación el desarrollo del conflicto entre Rusia y Ucrania, y rechaza la falta de diálogo, los actos de provocación de Estados Unidos y los movimientos encubiertos de la OTAN”, dijo el mandatario durante su participación en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Agregó que Bolivia también rechaza las sanciones unilaterales y las amenazas con las que “terceros actores” han pretendido envolver a Rusia y Ucrania para “desencadenar una confrontación de escala global”.

Sin embargo, “Bolivia es un país pacifista, promovemos una cultura de paz y creemos firmemente en la solución pacífica de las controversias apelando al diálogo, la diplomacia y al entendimiento entre las naciones y los pueblos del mundo. En este marco, ratificamos nuestro firme compromiso con el derecho internacional, el multilateralismo y la Carta de las Naciones Unidas”, subrayó.

ONU

Arce exhortó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) «a redoblar los esfuerzos para sentar a las partes en conflicto, abrir un espacio de diálogo y restablecer la paz mundial”.

Pero también consideró que se debe poner al descubierto a los que, en su criterio, apuestan por la prolongación de la guerra como un medio para reactivar sus economías en crisis y denunciar a quienes, según su versión, pretenden profundizar la crisis alimentaria para beneficio de unos pocos.

Por tanto, “necesitamos un nuevo orden mundial verdaderamente democrático, justo, con equilibrio de poder y sin hegemonismos, con pleno respeto a principios de autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en asuntos internos”, sostuvo.

Pues, según el Jefe del Estado, se necesita una paz mundial basada en el respeto mutuo y el reconocimiento del pluralismo político, económico, social y cultural. Desde febrero, Rusia mantiene una invasión militar en Ucrania.