Canadá ordena retirar a Huawei y ZTE de la red de telefonía móvil

En el ámbito de las telecomunicaciones son cada vez más los países que van encaminados hacia la implementación de la tecnología 5G con el fin de ofrecer a la población una mejor experiencia en el uso de servicios de internet y telefonía móvil, así como también mejorar la eficiencia de los diferentes sistemas gubernamentales para el manejo y procesamiento de los datos.

Dentro de este sector, Huawei y ZTE son empresas especializadas en la implementación de redes y servicios que hacen posible la interconexión de personas y empresas a nivel mundial.



Sin embargo, no todos parecen mostrar agrado por su trabajo. Uno de ellos es Canadá quien recientemente anunció un veto impuesto sobre ambas empresas chinas para operar en su territorio.

En ese sentido, se pudo conocer que Canadá hizo un llamado a todas las empresas establecidas en el país para que cesaran progresivamente el uso de servicios 4G y 5G que estuvieran soportados por las empresas Huawei y ZTE, teniendo como plazo el año 2024 y hasta 2027 para retirar por completo todos los equipos LTE perteneciente a alguna de esas empresas.

El anuncio fue dado a conocer por el ministro de industria de Canadá, François-Philippe Champagne durante la realización de una conferencia de prensa en Ottawa.

La razón tras esta radical medida por parte de Canadá obedecería al hecho de que esta nación desea brindar a sus ciudadanos un acceso a la tecnología 5G dentro de un entorno que no solo les otorgue a estos una mejor velocidad y conectividad a internet, sino también un entorno seguro, algo en lo cual Huawei y ZTE han sido cuestionados desde hace un tiempo.

Ya en 2019 el gobierno canadiense había hecho pública su preocupación respecto a la implementación de la tecnología 5G en materia de seguridad, expresando lo siguiente:

El alto nivel de interconectividad y complejidad en las redes 5G significa que una explotación de vulnerabilidades por parte de actores maliciosos será más difícil de salvaguardar, y que los incidentes tendrán un impacto más amplio que en las generaciones anteriores de tecnología inalámbrica.

No resulta extraño ver el esfuerzo acelerado del gobierno canadiense en optimizar la infraestructura de internet móvil, tomando en cuenta el auge que ha tenido en el país la suscripción a servicios de streaming.

Como parte de los países que conforman el grupo de los Cinco Ojos (Reino Unido, Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos), Canadá era el único de la lista que aún no había dado el paso de prohibir las operaciones de Huawei en su territorio.

Si bien, los teléfonos inteligentes chinos son asequibles de adquirir, estos presentan problemas en materia de privacidad lo que haría justificable que sus fabricantes fueran vetados del país donde estén siendo comercializados.

Fuente: Link