Caso Luxos: Hallan depósitos bancarios a nombre de extranjeras y de un taxista



Fuente: El Deber
Guider Arancibia Guillen / Santa Cruz

Una investigación desarrollada por la Fiscalía y la Unidad de Investigación Financiera (UIF), reveló movimientos de dinero dudosos, apertura de cuentas en bancos con elevados montos a nombre de dos ciudadanas paraguayas damas de compañía y de un taxista que prestan servicios en el local Luxos Vip Level Club, situado en el segundo anillo.

Tras el descubrimiento de nuevos informes, la Fiscalía anticorrupción, que dirige Rose María Barrientos, presentó ante el juez Romer Saucedo una imputación formal, así como pruebas documentadas y testimonios en contra del propietario de Luxos, Rubén Jaime Rejas Quispe, por los delito de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

Rejas Quispe permanecía libre luego de haber sido favorecido con medidas sustitutivas dentro de otro proceso penal que le sigue la Fiscalía Especializada en Razón de Género, Violencia Sexual, Trata y Tráfico de Personas por los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual y proxenetismo a damas de compañía de nacionalidad paraguaya.

Esta investigación por trata de personas y explotación a damas de compañía paraguayas derivó en la intervención y precintado de Luxos, el 8 de julio de 2021. Además, poco después, Rubén Jaime Rejas fue detenido y enviado a la cárcel de Palmasola, pero luego salió en libertad.

No obstante, Rubén Jaime Rejas Quispe fue imputado nuevamente, esta vez por delito de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.
Al final de la audiencia, el juez Romer Saucedo ordenó la detención preventiva de Rejas Quispe en la cárcel de Palmasola por 120 días, luego de hacer una valoración de los fundamentos de la Fiscalía y del imputado.

Movimientos económicos

Los informes presentados por la Fiscalía en audiencia revelaron que tras investigaciones y análisis de la Unidad de Investigación Financiera el local Luxos genera jugosas ganancias de dinero, embargo, los bienes adquiridos, dinero depositado en diferentes bancos de la capital, no están a nombre de Rejas Quispe.

Para la Fiscalía, las pesquisas de la UIF son claras, pues detectaron  más de 20 depósitos de elevadas sumas de dinero, fruto del movimiento del local Luxos están a nombre de un taxista, hermano del dueño del local.

Durante la audiencia, la fiscal anticorrupción fundamentó que el taxista aparece con numerosos bienes a su nombre, cuando el trabajo que realiza consiste en llevar pasajeros y estacionarse en las afueras de Luxos.

Asimismo, la Fiscalía, después de recibir informes de la UIF, inició una investigación sobre dos supuestas empresas de construcción de Cochabamba. Rejas Quispe alega ser el propietario y que sus ganancias son lícitas.

La Fiscalía fundamentó que Rubén Jaime Rejas Quispe argumenta en su defensa ser legítimo propietario de Luxos, pero no existe ninguna ilegalidad y que su trabajo está sujeto a las normas. Sin embargo, cuando se le solicita la documentación, asegura ser un simple socio y no adjunta pruebas documentales.

Durante las investigaciones, la Fiscalía, amparada en informes de la UIF, pudo establecer que Luxos figura con dos NIT a nombre de dos ciudadanas paraguayas que trabajan como damas de compañía.

Asimismo, detectó que, al margen de los depósitos a nombre del taxista hermano de Rejas Quispe, se descubrió otros a nombre de las paraguayas. Hay algunos depósitos desde Bs 500.000 en adelante. Para la Fiscalía, esto significa que Rejas Quispe utiliza desde hace algún tiempo a las extranjeras para poner el NIT su nombre, hacer depósitos, pero ellas no ven ningún dinero.

El papel de la Red Ciudadana

Rubén Jaime Rejas Quispe, en su defensa ante el juez, manifestó ser inocente y que jamás cometió delito alguno. Acusó a la fiscal de actuar fuera de la norma y de vulnerar sus derechos. Sin embargo, para la Fiscalía el imputado no presenta pruebas ni desvirtúa las investigaciones.

La abogada Jessica Echeverria, de la red Ciudadana por los derechos, impulsó desde el inicio las investigaciones sobre el responsable del local Luxos.
Asegura que las paraguayas son sometidas a ultrajes físicos y sicológicos. Además, la jurista considera que las mujeres son víctimas de trata de personas, proxenetismo y bajo amenazas las obligan a dar sus nombres para colocar el NIT, para recibir depósitos y, al final, deben regresar a su país en resguardo de sus vidas. Echeverría ve que los familiares de las paraguayas son amenazados de muerte y esto se tiene que acabar.