Censo: ven falta de información en el INE y hacen seis observaciones

Analistas coinciden en señalar la ausencia de información transparente desde el INE. 

 

Fuente: Los Tiempos
Walter Tapia Callao

Varios analistas cuestionan la falta de información que actualmente existe desde el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), encargado de realizar el Censo de Población y Vivienda 2022, programado para el 16 de noviembre de este año.



Recomiendan generar estrategias de comunicación que mejoren esta actual deficiencia para transparentar el censo, porque la información que se obtenga será esencial para saber “cuántos somos, donde estamos y en qué condiciones vivimos”.

Además, definirá la distribución de escaños, el pacto fiscal, la coparticipación tributaria porque actualmente hay regiones sobrerrepresentadas o subrepresentadas, debido a la migración que hubo en los últimos 10 años.

Entre otras observaciones, señalan que se puede mejorar las preguntas sobre vivienda, acceso al agua, trabajo, nuevas tecnologías e impacto de la Covid-19.

El director de la fundación Jubileo, Juan Carlos Nuñez, señaló: “No tenemos acceso a la información (sobre la boleta censal) para saber cómo está planteada. La información tiene que ser de acceso a todos y de comprensión de todos. Genera muchas susceptibilidades en varias regiones, se hace las preguntas al INE, pero esta entidad no responde”.

En tanto, el analista Carlos Alberto Goitia señaló que el último censo estuvo marcado por una falla estructural en el diseño de la realización del censo, que no fue explicado ni aclarado por el INE “hasta el día de hoy”.

“El primer factor que me preocupa es el antecedente del último censo (2012), porque estuvo marcado por una diferencia de 500 mil personas que alteró los resultados. Eso va ligado con el tema político, porque existe medio millón de ciudadanos con triple cédula de identidad”, dijo Goitia.

 Observaciones

1) Falta de información. Los analistas Goitia y Núñez coincidieron al señalar la ausencia de información transparente desde el INE. Asimismo, recomendaron mejorar este aspecto.

“El problema es que no estamos visualizando una adecuada campaña de información a la población, sobre qué es lo que nos va a permitir identificar el censo ni la importancia que ésta tiene, en torno a cada una de las preguntas que se llevan a cabo. El censo tiene que permitirle a la población boliviana conocerse en los elementos estructurales, para la definición de las políticas que se implementan a partir del aparato gubernamental”, dijo Goitia.

2) Boleta Censal. Respecto a la boleta censal, el director ejecutivo del INE, Humberto Arandia, indicó que este instrumento tiene un avance del 85 por ciento y que se basa en estándares internacionales que permitan dar respuesta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y no es un “instrumento de encuesta para obtener variables que interesen a grupos específicos o para intereses políticos puntuales”, según la nota de prensa del INE.

Sin embargo, los analistas cuestionan que, a seis meses de la fecha del censo, aún no se haga conocer a la población las preguntas que tendrá esta boleta censal.

“No tenemos acceso a la información (sobre la boleta censal) para saber cómo está planteada. La información tiene que ser de acceso a todos y de comprensión de todos”, Núñez.

En tanto, Goitia indicó: “Pareciera que el INE está apuntando su campaña a única y exclusivamente motivar que la gente abra su puerta para ser censada y no informarla sobre el contenido sobre lo que se va a preguntar”.

3) Cartografía. Para la directora del Centro de Planificación y Gestión (Ceplag), Carmen Ledo, una adecuada cartografía censal será la herramienta “más importante” para la planificación nacional de los próximos 10 años.

“La actualización cartográfica va a significar una movilidad urbana muy grande. La angustia que yo tengo es que no se pueda llegar a ese marco. Esa cartografía actualizada será el elemento básico para todo lo que venga en los próximos 10 años. Esa cartografía es la lista del universo donde vamos a determinar si todos y todas estamos incorporados dentro de lo que significa la planificación del desarrollo.

Hubiese sido ideal que la socialización se haya hecho con antelación”, dijo Ledo.

4) Nuevas preguntas. Otra interrogante que tiene la directora del Ceplag, al no conocer las preguntas de la boleta censal, es si se podrá incorporar nuevas preguntas sobre las nuevas tecnologías de la comunicación (TIC), el impacto que generó en la población la pandemia de Covid-19 y los efectos de la migración, entre otras; al margen de la religión y la categoría “mestizo” en la autoidentificación.

5) Mejorar preguntas. Otro detalle que sugirió Ledo es que se mejoren las preguntas relacionadas a la vivienda, la dotación de agua potable, la gente desocupada y las preferencias de este ultimo grupo.

“El drama que tenemos en Bolivia es que muchas familias tienen red de agua de cooperativas, pero no es potable. Sobre la vivienda, no es lo mismo una casa, un departamento, una choza o vivienda improvisada, esto para poder hablar del déficit habitacional”, dijo Ledo.

Añadió: “Sería interesante que la pregunta 42 (que tuvo el censo 2012) se abra también a los desocupados, para saber de qué sectores de la economía los están expulsando. Esto ayudará a saber cuáles son los sectores que expulsan más fuerza laboral y cuáles serían los sectores de la actividad económica que están fuertemente demandados”.

Respecto a estas dos últimas observaciones, desde el INE indicaron, mediante un boletín de prensa, que en la boleta se están incluyendo algunas preguntas sobre cuáles han sido los efectos de la Covid, mortalidad, viviendas multifamiliares, conectividad a Internet, entre otros.

6) Judicialización del censo. Esta semana, la diputada de Comunidad Ciudadana (CC) Luisa Nayar y el representante del Comité pro Santa Cruz presentaron una acción popular para que se incorpore la categoría “mestizo” en la boleta del censo. Al respecto, el analista Carlos Goitia reprochó esta acción.

“No era necesario judicializar este tema, este tema debiera ser alcanzado mediante consensos. El artículo 21 de la Constitución señala que los bolivianos tenemos el derecho de autoidentificarnos culturalmente y ese derecho se ve negativamente afectado cuando no me permiten identificar en el censo, las distintas opciones que tengo”, dijo Goitia.

El Censo de Población y Vivienda está previsto para el 16 de noviembre de este año.

Lea también: El Alto se propone ser la primera ciudad en el Censo y activa alarmas en Santa Cruz