Conade: El TSE está en una crisis interna y bajo el dominio del MAS

Dina Chuquimia, delegada presidencial, se ha constituido en el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) como control de la información y censura, además de atemorizar al personal, advierten representantes de la sociedad civil.

  • La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral en una sesión ordinaria. | APG

Fuente: Los Tiempos

 

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) considera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se encuentra en una crisis interna y desinstitucionalizada y cooptada por el Gobierno, y que no responde a denuncias sobre manipulación de datos y padrón inflado, entre otras.



“No guardan la respectiva institucionalidad, autonomía y es sometido a un poder, además de estar manejada por la delegada presidencial Dina Chuquimia, que ha sido parte del fraude electoral de 2019, entonces no se tiene una garantía del trabajo que desarrollan”, señaló Lucio Gonzales, miembro del Conade.

Recordó que tres vocales han renunciado: Salvador Romero, María Angélica Ruiz y Rosario Baptista, que eran considerados vocales institucionales, pero, al abandonar este ente, se desinstitucionaliza el Órgano Electoral.

“Además, no han respondido a ninguna de nuestras consultas y demandas que tienen que ver con una auditoría electoral independiente, la forma irregular en que fueron designados los vocales Chuquimia y los departamentales, no se pronunció la Sala Plena, lo que da a entender su total sumisión al Ejecutivo”, dijo.

Control

En ese contexto, Gonzales recordó el rol funesto que cumplió la vocal Chuquimia en una anterior gestión, que se vio obligada a renunciar por mostrar de manera pública a uno de los candidatos del MAS.

“La señora Chuquimia, que está siendo objetada, cuestionada por que fue parte del fraude en 2019 y resulta que ahora tiene un cargo importante en el TSE”, manifestó el dirigente de Conade.

Renuncia

Ante estos hechos que debilitan la institucionalidad del TSE, el Conade, a través de una nota dirigida a Óscar Hassenteuffel, solicita la renuncia de todos los vocales del TSE por considerar que no se tiene las garantías del trabajo independiente que tienen que desarrollar.

“La renuncia de los vocales del TSE y los tribunales electorales departamentales para viabilizar la renovación total de las instituciones electorales que garanticen futuras elecciones limpias y transparentes”, refiere la nota.

En ese contexto, sostiene que si no hay renovación “nadie nos puede obligar a asistir a las urnas con dudas serias sobre la imparcialidad del proceso electoral”.

Delegada es el control en el TSE

De acuerdo con representantes de la sociedad civil y política, Dina Chuquimia se ha constituido en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como control de la información y censura, además de atemorizar al personal.