Condenan a un exprimer ministro de Francia a un año de prisión por el empleo ficticio de su esposa


París (AFP) – La justicia francesa condenó este lunes en apelación al exprimer ministro conservador François Fillon a un año de prisión firme por haber contratado de manera ficticia a su esposa como asistenta parlamentaria, cuando era diputado.



El exjefe de gobierno entre 2007 y 2012 fue condenado a cuatro años de prisión, uno de obligado cumplimiento, a 375.000 euros (casi 400.000 dólares) de multa y 10 años de inhabilitación, según la sentencia.

El tribunal de apelaciones de París condenó a su esposa Penelope Fillon a dos años de prisión con suspensión de pena, 375.000 euros de multa y dos años de inhabilitación.

Su sustituto como diputado Marc Joulaud recibió tres años de cárcel con suspensión de pena y cinco de inhabilitación.

François Fillon, de 68 años, y Penelope Fillon, de 66, que desde el principio niegan cualquier irregularidad, no estuvieron presentes a la lectura del veredicto, al igual que el tercer acusado, de 54 años.

El escándalo remonta a enero de 2017, cuando el semanario ‘Le Canard enchaîné’ desveló el «Penelopegate» en plena campaña de la elección presidencial de 2017 y que condujo a la apertura de una investigación.

Fillon, gran favorito en los sondeos hasta ese momento como adalid de la integridad, fue inculpado seis semanas antes de la primera vuelta y no logró pasar al balotaje. El político acabó retirándose de la política.

Entre 1998 y 2013, su esposa recibió un total de 612.000 euros por un puesto de asistente parlamentaria de su marido, cuando éste era diputado y, posteriormente, de su suplente, cargo que según la acusación nunca ejerció.

En su sentencia, la corte de apelación reduce las penas de prisión impuestas por malversación de fondos públicos y complicidad en abusos de bienes sociales, entre otros, en la línea de la solicitado por la fiscalía durante el juicio.

El tribunal absuelve de hecho al exjefe de gobierno de Nicolas Sarkozy y a su esposa por el primero de los tres contratos en disputa, entre 1998 y 2002, al apreciar «el beneficio de la duda».

En primera instancia, en junio de 2020, François Fillon fue condenado a cinco años de prisión –dos de ellos de obligado cumplimiento– y su esposa a tres años de prisión con suspensión de pena.

La Asamblea Nacional, que se constituyó como parte civil, obtuvo ahora por su parte unos 800.000 euros por daños y perjuicios.

Los acusados pueden recurrir en casación el fallo.

Radio Francia Internacional