Conmebol y UEFA marcan una alianza entre potencias

El fútbol sudamericano y el europeo, representados por sus confederaciones Conmebol y UEFA, han colaborado ya en el pasado pero sus actuales responsables han dado recientemente impulso a sus relaciones, fruto de lo cual se disputará mañana (14:45 HB) la Finalissima entre Argentina e Italia en Londres.

Fuente: lostiempos.com

La selección campeona de la Copa América contra la que ganó la última Eurocopa, por un nuevo trofeo para decidir un “supercampeón”. Todo ello acompañado de la apertura de una oficina conjunta Conmebol-UEFA en Londres para gestionar sus intereses comunes.



Justo antes de los confinamientos por la pandemia, en febrero de 2020, los presidentes de UEFA y Conmebol, Aleksander Ceferin y Alejandro Domínguez, habían cerrado un acuerdo de cooperación estratégica, que a finales del año pasado se amplió y reforzó.

La organización de la Finalissima se ha cerrado para tres ediciones, la primera de las cuales es el Italia-Argentina de mañana en Wembley, y las dos confederaciones contemplan una cooperación extensa que incluya al fútbol femenino, las categorías juveniles, el futsal o la formación arbitral.

“Somos los dos continentes con mayor tradición y peso en el deporte más popular del planeta, y si bien somos rivales leales en el campo de juego, estamos unidos en el entendimiento de que el fútbol es una poderosa fuerza para construir sociedades más tolerantes, pacíficas y plurales”, dijo entonces Alejandro Domínguez.

Ceferin destacó por su parte que se trataba de “un paso simbólico en la dirección correcta” para “una relación fructífera y duradera”.

No es la primera vez que Conmebol y UEFA coorganizan un duelo entre sus selecciones campeonas.

En 1985 y 1993 se disputó la Copa de Campeones Conmebol-UEFA, conocida como Copa Artemio Franchi.

En la primera edición, la Francia de Michel Platini venció 2-0 al Uruguay de Enzo Francescoli en París y en la segunda, Argentina, con Diego Maradona en sus filas, superó por penales (5-4 tras empate 1-1) a Dinamarca en Mar del Plata.

Luego ese torneo se abandonó, a medida que ganaba fuerza la Copa de las Confederaciones, con impulso de la FIFA, abierta a otros campeones continentales.

Liga de Naciones y Sudamérica

Otro de los proyectos que podría materializarse en un futuro próximo es el de que la Liga de Naciones, una competición creada en Europa en 2018 para sustituir gran parte de los partidos amistosos internacionales por duelos oficiales, pueda ampliarse a selecciones sudamericanas. Eso puede desechar la idea del Mundial bienal.