Denuncian que Max Mendoza convirtió la CUB en casa de campaña del MAS y Eva Copa era parte de su «camarilla»

Revelan un video donde se ve a Max Mendoza bailando junto a Evo Morales y Eva Copa en la campaña del oficialismo en Santa Cruz. Acusan a la alcaldesa de El Alto de formar parte de su “camarilla” universitaria.

 

 



Fuente: El Deber
Karem Mendoza

El exdirigente de la Federación Universitaria Local (FUL) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Alejandro Mostajo, reveló un video donde se ve a Max Mendoza bailando junto a Evo Morales y Eva Copa en la campaña del MAS en 2014, en la ciudad de Santa Cruz. El exlíder estudiantil denunció que la Confederación Universitaria Boliviana (CUB) era usada desde esa gestión como casa de campaña política del oficialismo.

“Comparto un nuevo video que corresponde al 24 de septiembre de 2014, hace ocho años ya denunciaba que la CUB era usurpada por un masista delincuente como Mendoza. En este video mostré cómo Max, exeneferista, bailaba junto a Evo Morales. Denuncié que la CUB estaba siendo convertida en casa de campaña del masismo corrupto”, ratificó Mostajo en sus redes sociales.

Sobre estas acusaciones, el abogado defensor de Mendoza, José Luis Paredes, en contacto con EL DEBER manifestó que son “aseveraciones sin sustento” y pidió demostrar que la CUB se hubiera convertido en casa de campaña del partido oficialista.

“Para que alguien asevere eso tiene que demostrarlo no solo con fotitos como hemos visto. Esa demostración tiene que ser más seria. (…) La Fiscalía lo ha imputado al señor Mendoza y no hay ni una sola letra que le atribuya función política. Por tanto, niego rotundamente que existan esa serie de atribuciones formalizadas. Puede que sean chismes”, enfatizó.

El nombre de Max Mendoza era mencionado en las universidades desde antes de 2013 y ya lo calificaban como “usurpador”.

De acuerdo a los antecedentes, el ahora imputado por dos delitos fue militante del partido Nueva Fuerza Revolucionaria (NFR) de Manfred Reyes Villa. Luego pasó a enlistarse como militante del MAS.

En 2013, fue denunciado por realizar un congreso de la CUB en Pando sin “representantes legítimos” que lo eligieron desde ese momento como presidente. Según la denuncia, estos dirigentes “se vendieron” al partido de Gobierno del MAS y habrían recibido financiamiento.

Mientras Mostajo cumplía su rol de representante máximo de los universitarios de Cochabamba era crítico con el actuar del partido azul y en diferentes ocasiones denunció irregularidades no sólo contra Mendoza sino contra la actual alcaldesa de El Alto, Eva Copa cuando fungía como representante estudiantil de la UPEA. Incluso afirmó que ella fue parte de la “camarilla dirigencial” de Mendoza dentro de las universidades.

“(Eva Copa) tiene un amplio prontuario como nefasta dirigente estudiantil de la UPEA. Luego, como toda corruptilla, saltó al MAS”, señala en sus últimas publicaciones.

Este medio solicitó una entrevista con la alcaldesa alteña para conocer su versión y descargo. Sin embargo, sus colaboradores comunicaron que estaba ocupada en una reunión.

El universitario fue imputado por los deltitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica. Percibía un salario de Bs 21.870 desde 2018 hasta 2022.

Según la Fiscalía, recibió asignaciones económicas por viáticos al interior y exterior del país sin cumplir los requisitos para el cargo de secretario interino del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB). Incluso, con base a la Resolución No. 04/2018 del XIII Congreso de Universidades y como presidente de la CUB, firmó un contrato en enero de 2022 con la empresa Jhire Turismo, para acceder a servicios de viajes nacionales e internacionales por un monto de Bs 800.000 sin contar con la autorización.

Protección a Evo Morales

Luego de conocer las investigaciones y la detención preventiva en la cárcel de San Pedro del máximo dirigente universitario, los opositores observan que nuevamente el líder del MAS cuenta con protección de la justicia y de sus allegados que no dejan que le alcancen las denuncias de presuntas irregularidades de su principales “operadores” dirigenciales.

“Como siempre estos delincuentes a Max Mendoza lo lincharán y descuartizarán con el objeto que toda la culpa recaiga sobre él y no sobre el gestor de este sistema de perversión que es Evo Morales y sus cómplices que son algunos rectores y pseudo estudiantes”, afirmó el líder del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Luis Eduardo Siles.

Al respecto de las fotografías entre Morales y Mendoza además de los pedidos de ampliar la denuncia contra el exmandatario Morales, el diputado oficialista, Héctor Arce, con molestia dijo que es una “ociosidad” querer investigar al líder cocalero y aseguró que cuando uno se toma fotografías no conoce si la persona de al lado tiene o no antecedentes penales.

“Vamos a continuar con nuestra investigación, no solo es Max Mendoza se van a sumar más personas como dirigentes, decanos y rectores los tenemos identificados. (…) Es una estupidez y ociosidad de parte de la oposición (querer incluir a Evo Morales)”, aseveró a los medios.

El legislador negó que su partido conociera los delitos que cometía Mendoza. Sin embargo, a través de una misiva del 4 de febrero de 2019, el entonces rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) Waldo Albarracín alertó al que era ministro de Justicia y actual embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Héctor Arce Zaconeta, que Max Mendoza usurpaba funciones en el CEUB.
La exautoridad universitaria solicitó a Arce ejecutar acciones legales contra esta irregularidad.

“Señor ministro Ud. Como connotado jurista y docente universitario, sabe perfectamente que el CEUB está integrado exclusivamente por docentes titulares elegidos en Congreso Nacional de Universidades y el Secretario Ejecutivo, precisamente es quien ostenta la representación legal del CEUB por esa condición, sin embargo el Sr. Max Mendoza es un simple estudiante que no puede ni debe arrogarse tal representación”, dice una parte de la carta.

El reclamo del entonces rector de la UMSA se dio luego de conocer que Mendoza suscribió un convenio como secretario Ejecutivo del CEUB para un censo carcelario junto al Ministerio de Justicia, el Tribunal Supremo Electoral, la Defensoría del Pueblo, la Dirección General de Régimen Penitenciario, el INE, el Segip y la Agetic.

Ayer, el actual embajador aclaró, mediante sus redes sociales, que emitió una respuesta a Albarracín en fecha 15 de marzo de 2019 donde explica que Mendoza cuenta con la acreditación del XIII Congreso de Universidades para asumir el cargo.

“Si su autoridad en calidad de rector de la UMSA considera que existen mayores observaciones a dicha representación y siendo esta además su competencia tiene el deber de seguir las acciones administrtivas o legales que considere más pertinenente”, sostiene en el último párrafo.

Nuevas denuncias

El diputado Arce reveló que el fin de semana llegó a sus manos documentación sobre supuestos viajes internacionales que habría realizado Mendoza junto a grupos folclóricos de entre 20 a 25 personas, de los cuales solo 10 a 15 retornaron al país. Indaga si se cometió el delito de trata y tráfico de personas.

Para esclarecer los traslados presuntamente irregulares a Estados Unidos y Europa, el parlamentario enviará una petición de informe escrito (PIE) a la Dirección General de Migración.

Por su parte, la defensa del dirigente universitario dijo que esa declaración es “muy exagerada y poco seria” ya que la trata y tráfico consiste en trasladar personas en contra de su voluntad. Dijo que las víctimas deben hacer la denuncia.