Estudiantes de Montero aprenden sobre higiene menstrual

Según Unicef en Bolivia, 35 unidades educativas del municipio de Montero, en Santa Cruz, cuentan con un modelo de manejo de la higiene menstrual, que entre 2019 y lo que va del 2022 llegó a 6.950 estudiantes. Estudiantes de Montero aprenden sobre higiene menstrual

Fuente: Brújula Digital 

Además, los colegios implementaron un plan de acción para promover la higiene menstrual que incluye la participación de los padres de familia, maestros, niños, niñas y adolescentes de quinto y sexto de primaria, y primero y segundo de secundaria.

Según la profesora Julia Ríos, docente de primaria de la Unidad Educativa Guabirá Don Bosco, desde que se trata el tema de higiene menstrual en su aula “las niñas atraviesan los días de su período menstrual sin dificultades y ya no existen bromas en el curso o llantos”.



De acuerdo con Hugo Razuri, jefe de Supervivencia y Desarrollo Infantil de Unicef, “la información y participación de toda la comunidad educativa en temas relacionados con la higiene menstrual por un lado disminuye el estigma, el acoso escolar, y por el otro aumenta el acceso de las niñas y adolescentes mujeres a suministros sanitarios y a condiciones de agua y saneamiento dignas. Hasta ahora hemos cubierto aproximadamente el 25% de las unidades educativas de Montero, hasta finales de año esperamos llegar al 35%”.

La promoción de la higiene menstrual es parte del Programa de Saneamiento Sostenible Descentralizado Urbano en el municipio de Montero que ejecuta Unicef con el financiamiento de la Embajada de Suecia, en coordinación con el Gobierno Autónomo Municipal de Montero, la Cooperativa de Servicios Públicos Montero (Cosmol) y la gestión técnica de la Universidad Nur.

Las acciones de promoción se realizan en coordinación con la Dirección de Desarrollo Humano del Gobierno Autónomo Municipal de Montero e involucra a las autoridades educativas, maestros, padres y madres de familia, pero además de niños, niñas y adolescentes.

Pues Unicef desarrolló una metodología que incluye materiales educativos por entretenimiento, que ha probado ser una técnica de enseñanza que contribuye al cambio de comportamientos y hábitos.  Estos fueron producidos en base a la evidencia y dirigidos al público objetivo.

Para las niñas y adolescentes mujeres están “Mi diario”, junto a un set de toallitas reusables y un instructivo para confeccionarlas. Los maestros reciben una memoria digital con videos y una guía para conducir su clase sobre higiene menstrual. También están las guías para los tomadores de decisión y padres de familia. La radionovela “El Mundo de Rosita” tiene 12 capítulos y se difunde por Radio Continental 102.3 FM.

La profesora Ríos cuenta que cuando las niñas reciben “Mi diario” se ponen muy felices y algunas de ellas anotan lo que sienten acerca del inicio de su ciclo menstrual.  Al respecto, Mayli, una de sus alumnas de 5to. de Primaria, expresa: “Este es mi diario que me dieron en el colegio para que me ayude en mis días.  Tiene preguntas, dibujos y stickers que ayudan a expresar cómo me siento.  Cuenta la historia de una chica que se llama Rosita y su período, ella también enseña cómo hacer toallas higiénicas caseras y cómo lavarlas.  También hay un calendario con todas las fechas y meses donde se puede anotar el día que te llega la regla y controlar al siguiente mes si sucede el mismo día, también me ayuda a estar preparada”.

Efraín Choquechambi es el asistente social del programa y quien coordina todas las actividades con las unidades educativas. “El primer paso para ingresar con el tema de higiene escolar en una unidad educativa es coordinar con la Dirección de Desarrollo Humano del municipio, luego con los directores y maestros, después se hace una reunión con los padres de familia, se define un plan de acción, y luego recién se aborda a los niños, niñas y adolescentes”, explicó.