Exdirectores penitenciarios: Autoridades deben potenciar la reinserción laboral de internos

La exdirectora de Régimen Penitenciario Rita Oporto, afirmó que los actuales talleres y capacitaciones que se imparten al interior de las cárceles, cuando los internos salen en libertad “no les sirve para sobrevivir”.

CarcelTrabajo
Foto: Régimen Penitenciario

Fuente: ANF

Ante el lento avance y pocos resultados de los programas de reinserción laboral que aplica el Estado, dos exdirectores de Régimen Penitenciario coincidieron en que se debe potenciar y mejorar las capacitaciones técnicas al interior de las cárceles para que sean competitivos y lograr una efectiva reinserción laboral de los privados y exprivados de libertad.
Régimen Penitenciario informó que al menos desde hace un año, en el marco del plan “cárceles productivas”, se entrega material e insumos para talleres productivos, y se inaugura espacios con este fin en las cárceles del país. El programa postpenitenciario, que abarca acciones de preparación para la reinserción social de los privados de libertad se aplica en su etapa inicial desde finales de 2021.
ANF corroboró que en dos principales centros penitenciarios del departamento de La Paz son los mismos privados de libertad quienes sostienen los talleres de capacitación y que incluso los efectivos policiales de seguridad de los recintos obstaculizan el ingreso de materiales e insumos.
La exautoridad del área, Ramiro Llanos, afirmó que para lograr una efectiva y exitosa reinserción laboral de excarcelados debe aplicarse la reinserción laboral productiva que se establece en el artículo 68 de la Ley 264 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana de 2012.
“Hay carpinterías grandes, hemos hecho acuerdos bonitos, es la idea, está bien conceptualmente, así debería ser: cárceles productivas. Se puede hacer galpones de tipo maquila, en ellas la industria pone sus máquinas y los internos solo entran a trabajar, trabajan y salen”, afirmó en una entrevista con ANF.
El artículo mencionado establece que el Ministerio de Gobierno y las entidades territoriales autónomas, financiarán la creación y funcionamiento de los “centros de capacitación laboral productiva, al interior de los recintos penitenciarios del país, con la finalidad de promover el trabajo remunerado y la reinserción laboral”.
Además señala que el Estado, a través del Ministerio de Gobierno y las entidades territoriales autónomas, suscribirán convenios intergubernativos, para la provisión de los recursos necesarios para la creación y funcionamiento de los centros productivos. Además que las instituciones públicas o privadas, a través de convenios con el Ministerio el área “podrán coadyuvar al funcionamiento de los Centros de Reinserción Laboral o de Producción y auspiciar el desarrollo de planes, programas y proyectos de estos centros”.
Llanos agregó que para aplicar estas acciones también se debe tomar en cuenta rubros en que los privados de libertad no tengan oportunidad de robar y se pueda controlar, “como agricultura, mecánica automotriz, obra gruesa de construcción, artesanías; que se les da el material y van generando en base a ello, se lo puede controlar”.
La exdirectora de Régimen Penitenciario La Paz, Rita Oporto, afirmó que los actuales talleres y capacitaciones que se imparten al interior de las cárceles, cuando los internos salen en libertad “no les sirve para sobrevivir”.
“Las artesanías pequeñas que hacen (los internos de las cárceles) lo venden a pocos pesos, se ganan para el pan, pero cuando salen afuera no pueden sobrevivir con eso, primero por la competencia y segundo porque la gente no compra esos materiales salvo que sea un acabado de calidad, una mano de obra calificada”, dijo a ANF.
Indicó que por ello se debe “cambiar o potenciar” los rubros de capacitación pensando en actividades y oficios que sean competitivos con el objetivo de que los excarcelados puedan defenderse en la sociedad. “Por decirles, en las cárceles de mujeres hacen tejidos y hay muy buena mano de obra, pero lo que tendría que hacerse es potenciar esos recursos, capacitar, mejorar lo que ya hacen, actualizar los modelos, cosa que se pueda asegurar un mercado externo”; para que los liberados sigan con el oficio y les sirva para mantener a su familia”.
Agregó que lo mismo se debe hacer en distintos rubros como en el de costura o peluquería, para que la capacitación sea en alta costura o alta peluquería, “cosas competitivas qué les rinda económicamente”.
El 6 de mayo, el actual director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, informó que durante el último año y medio el Ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, visitó los principales centros penitenciarios en seis departamentos del país, entregando en cada uno ellos hornos con sus respectivos insumos, equipamiento para las áreas productivas, material deportivo e insumos de salud, en aras del denominado proyecto de cárceles productivas en el marco de la reinserción social de los privados de libertad.
“Los nuevos rubros y espacios laborales dentro de los Centros Penitenciarios nos permitirán brindar oportunidades para que la población privada de libertad pueda aprender nuevos oficios, y al momento de recobrar su libertad tengan herramientas para poder emprender o acceder a fuentes laborales, demostrando que la reinserción social, sí es posible”, sostuvo Limpias en otra declaración posterior.
No obstante, de acuerdo a una verificación que realizó este medio en las cárceles de San Pedro y Chonchocoro de La Paz, los talleres de capacitación en ambos centros son sostenidos enteramente por el empeño de los mismos privados de libertad, incluso con la obstaculización de los efectivos policiales custodios que impiden el libre ingreso de los materiales e insumos y piden coimas u otros pagos para permitirlo.