Hija de Añez llama cobardes a excolabodores de su madre y que «están como piyos con la cabeza bajo la tierra»

Carolina Ribera, hija de la exmandataria interina, Jeanine Añez, conversó con Asuntos Centrales sobre el juicio en el caso golpe II, que se suspendió hasta que el Tribunal Constitucional emita una respuesta sobre el recurso de inconstitucionalidad que presentó su defensa.

Fuente: https://asuntoscentrales.com

Ribera también se refirió a los ex colaboradores de su madre, que durante el juicio fueron llamados a testificar, pero que no aparecieron, lo que en su criterio fue deslealtad y cobardía.



«Hay cosas que no me corresponden decir, pero llega un punto en que realmente molesta tanta deslealtad. Mi madre se portó muy decente hasta el último día de su mandato con la gente que estuvo con ella.  Abusaron de su buena fe. como ella tiene valores cristianos y democráticos pensó que todos iban a actuar de la misma manera… Existe la otra cara de la moneda, de los cobardes que huyeron del país tras convulsionar y de los cobardes que han sido sus ex colaboradores, que ahora están como piyos con la cabeza bajo la tierra  y no salen a  defender la verdad», afirmó.

Consultado sobre las recomendaciones de gente cerca a Añez que debía salir del país tras su mandato, dijo: «Muchas personas le dijeron que salga del país, pero ella lo rechazó, que no tenía por qué huir.

El día que ella huya iban a decir que hizo cosas indebidas. Le hicieron mucha guerra sucia a mi madre, tanto oficialistas como opositores. Invirtieron mucho para afectar su imagen. Se entiende que la coyuntura era diferente, mi madre ya había bajado su candidatura.

Hasta el día de hoy me parece impresionante que haya gente que haya creído que Luis Fernando Camacho gane la Presidencia, en Santa Cruz lo creían muchísimo. El tiempo al final da la razón, ahora vemos que dividir el voto permitió el retorno del MAS».

Sobre la carta del exministro Arturo Murillo, que está detenido en EEUU, dijo que aún no lo leyó su madre, pero que duda de la buena del exministro de Gobierno y que solo busca lavar su imagen. «Murillo nunca tuvo buenas intenciones con mi madre. Vi todas las situaciones durante el año de su presidencia y como presa política.

Los ex colabores como Arturo Murillo, Oscar Ortiz, Eliane Capobianco, Rosemary, Kindy Pinker nunca se comunicaron conmigo ni siquiera para preguntar cómo estaba mi madre, y cuando hay esta situación de tanta deslealtad e inhumanidad nunca voy a creer que quieran lo mejor para una persona que realmente se portó bien con ellos», manifestó.