Japón relajará las restricciones por Covid-19 para el ingreso de turistas a partir de junio

Lo hará a partir de un sistema de clasificación de países en función de la situación epidemiológica de cada uno

Fuente: Infobae

El Gobierno de Japón informó este viernes de que, a partir de junio, se relajarán las restricciones de ingreso a viajeros extranjeros, elevando el cupo hasta las 20.000 personas por día.



De esta forma, las autoridades japonesas siguen adelante con la desescalada y consiguiente retirada de las medidas restrictivas impuestas por la irrupción de la pandemia de coronavirus hace ya más de dos años.

Entre estas se incluye también la flexibilización de los requisitos para acceder al país, pues se pondrá en funcionamiento una clasificación de países teniendo en cuenta su situación epidemiológica para exigir así unas determinadas pruebas de detección del virus u otras.

En la imagen, numerosos peatones cruzan el popular cruce de Shibuya, en Tokio (EFE/Antonio Hermos)

Así, los viajeros procedentes de aquellos países con menor riesgo estarán exentos de presentar pruebas y de guardar cuarentena, según ha explicado el jefe del Gabinete japonés, Hirokazu Matsuno, quien ha incidido en que sí que será necesario presentar una prueba negativa antes de abandonar el país.

El funcionario ha informado de que esta clasificación se dará a conocer la próxima semana, si bien ha incidido en que la mayoría de los turistas provendrán de países incluidos en este grupo, según recoge la agencia japonesa Kyodo.

Aquellos turistas prevenientes del grupo intermedio deberán hacerse una prueba a su llegada y guardar una cuarentena de tres días a no ser que estén vacunados. Por su parte, los que viajen desde países de alto riesgo deberán cumplir obligatoriamente estos mismos requisitos independientemente de su grado de inmunización.

Este anuncio se da en un contexto en que Japón ve como las cifras de contagios se han estabilizado e incluso ha reconocido que el uso de mascarillas en exteriores no es estrictamente necesario a no ser que se vayan a mantener conversaciones.

Turistas con kimono y máscaras protectoras visitan el Templo Sensoji en el distrito de Asakusa en Tokio (REUTERS/Athit Perawongmetha)

El anuncio llega después de que el Gobierno de Japón anunciara la semana pasada que permitirá la entrada limitada de turistas procedentes de cuatro países para probar sus medidas de prevención de contagios de covid-19.

Grupos reducidos de viajeros de Estados Unidos, Australia, Tailandia y Singapur accedieron al país en tours organizados y bajo la estricta vigilancia de las autoridades niponas. Únicamente se permitió la entrada de viajeros inoculados con las tres dosis de la vacuna, y que visitaron zonas delimitadas por las autoridades locales y donde no se estén registrando un número elevado de contagios, explicó el ministro nipón del ramo, Tetsuo Saito.

Este proyecto piloto permitirá “analizar la seguridad” en las zonas visitadas por los viajeros extranjeros, los posibles contagios que se registren entre ellos y el cumplimiento de las medidas y recomendaciones anticontagios vigentes en Japón, dijo el ministro en rueda de prensa.

Las autoridades sanitarias de Japón han confirmado más de 8,5 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, a la par que han lamentado algo más de 30.200 decesos a cuenta del virus.

Compradores con mascarillas, tras un brote de Covid-19, en un supermercado en Tokio (REUTERS/Issei Kato)

El país ha mantenido sus fronteras cerradas a visitantes de todo el mundo desde 2020, y hasta hace unos meses también prohibía la entrada de personas con nuevos visados de estudios, de trabajo y viajes de negocios, en el marco de su estrategia para evitar la propagación del coronavirus y de su variante ómicron.

(Con información de EuropaPressy EFE)