La Corte Suprema de EE UU se dispondría a anular el derecho al aborto


Según el portal informativo Politico, el Tribunal Supremo de EE.UU. se prepara para anular la histórica decisión de 1973 que reconoce el derecho al aborto, basándose en una inédita filtración de documentos.



Nunca antes se había registrado una filtración de este tipo en la Corte Suprema de Estados Unidos, donde reina el secreto de las deliberaciones. Pero en un artículo, el diario Politico afirma haber obtenido un borrador de una decisión mayoritaria escrita por el juez conservador Samuel Alito y fechada el 10 de febrero, en la que los jueces insinuaban claramente que estaban preparados para limitar el alcance, o incluso anular, el caso Roe v. Wade.

El caso Roe v. Wade, que hace casi medio siglo sostuvo que la Constitución de EE.UU. protegía el derecho de la mujer a abortar, carecía «totalmente de mérito desde el principio», según el texto propuesto, apoyado por otros cuatro jueces además de Samuel Alito. “Creemos que Roe v. Wade debe ser anulado», añadió Samuel Alito, para quien el derecho al aborto «no está protegido por ninguna disposición de la Constitución».

Volver a la situación anterior a 1973

Este es el último episodio de un debate que ha dividido profundamente a Estados Unidos durante casi cincuenta años entre pro y antiabortistas. Si se confirma en junio o julio, sería una revolución. El proyecto de ley todavía tiene que ser negociado hasta su publicación antes del 30 de junio. Pero si se confirma, sería una revolución, señala nuestro corresponsal en Washington, Guillaume Naudin. Estados Unidos volvería a la situación anterior a 1973, cuando cada estado era libre de prohibir o permitir el aborto.

Dadas las grandes diferencias geográficas y políticas sobre el tema, es probable que la mitad de los estados, especialmente en el sur y el centro conservadores, prohíban el procedimiento en su territorio. Este es ya el caso de Texas y Mississippi. Otros estados republicanos ya han preparado una legislación similar y algunos incluso se han planteado prohibirla directamente. Como ya ocurre a menudo, las mujeres que quieran abortar no tendrán más remedio que ir a estados más liberales, como California o Nueva York.

«Seamos claros: esto es un borrador. Es indignante, sin precedentes, pero no definitivo: el aborto sigue siendo tu derecho y sigue siendo legal», tuiteó Planned Parenthood, que gestiona muchas clínicas de aborto.

 

Señales

El Tribunal Supremo ha sido revisado a fondo por Donald Trump, que en cinco años ha incorporado a tres jueces, consolidando su mayoría conservadora (seis de nueve jueces). Desde septiembre, el nuevo Tribunal ha enviado varias señales a favor de los opositores al aborto. En primer lugar, se negó a impedir la entrada en vigor de una ley de Texas que limita el derecho al aborto a las seis primeras semanas de embarazo, frente a los dos trimestres que contempla el marco legal actual.

En diciembre, se estudió una ley de Mississippi que también cuestionaba el plazo legal para abortar. El documento presentado por Político se centra en esta cuestión.

Los defensores del derecho al aborto se reunieron espontáneamente el lunes por la noche ante el templo de mármol blanco que alberga la Corte Suprema en Washington. Según los sondeos de opinión, la mayoría de los encuestados apoya el derecho al aborto.

Radio Francia Internacional