La curiosa y variada carrera del general estadounidense nominado como nuevo jefe militar de OTAN

Christopher Cavoli habla ruso, italiano y francés. El norteamericano vive en Alemania y es el comandante del ejército de EEUU en Europa

Fuente: Infobae

El general estadounidense Christopher Cavoli fue nominado a comienzos de mayo como Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa. Su nombramiento fue aprobado por el Consejo del Atlántico Norte y va a suceder al general Tod D. Wolters en una ceremonia prevista en el cuartel general de las Potencias Aliadas en Europa en la localidad belga de Mons.

Cavoli es hijo de un oficial ítalo-estadounidense, nació en plena Guerra Fría, en Würzburg, en Alemania Occidental y se crió en las bases militares europeas en las que estuvo destinado su padre.



El general estadounidense obtuvo en 1987 su título en biología de la prestigiosa Universidad de Princeton. Su vida en la academia parecía estar muy lejos de su interés de pertenecer al ejército de EEUU, su tesis de grado se tituló: “El efecto de las lombrices de tierra en la distribución vertical de los mohos mucilaginosos en el suelo”.

La tradición militar en su familia y el deber cívico fueron más fuertes que su gusto por la ciencia: después de graduarse se unió la infantería estadounidense y estuvo en la Guerra del Golfo en Irak. Luego pasó un tiempo en las bases militares estadounidenses en Italia y España.

En plena actividad militar decidió retornar a la vida académica y estudió una maestría en Estudios Rusos en la Universidad de Yale. Cavoli es trilingüe, domina el ruso, el italiano y el francés.

Todos estos conocimientos parecían darle un perfil más estratégico, más intelectual dentro del ejército estadounidense. Sin embargo, Cavoli no solo trabajó en áreas más tácticas, sino que estuvo en las primera línea de batalla, yendo y viniendo, en Afganistán.

Christopher Cavoli (Ejercito de Estados Unidos)

“Ha tenido una progresión profesional inusual en comparación con el promedio de generales de cuatro estrellas del Ejército, lo que creo que en realidad es algo bueno y alentador”, dijo Richard Hooker, ex director para Europa y Rusia del Consejo de Seguridad Nacional y decano del Colegio de Defensa de la OTAN en Roma, para Politico.

Si Cavoli es confirmado como nuevo jefe militar de OTAN tendrá la responsabilidad de liderar las tropas estadounidenses y europeas y evitar que el conflicto con el Kremlin escale no solo en Europa sino que tenga consecuencias catastróficas en el mundo. También se espera que lidere la expansión de las fronteras de la OTAN, con Finlandia y Suecia como probables miembros en un futuro cercano.

El principal desafío del condecorado general de cuatro estrellas estadounidense será Vladimir Putin. Será clave su estrategia frente al mandatario ruso: cómo confrontarlo, cómo disuadir la amenaza que representa para Europa y Estados Unidos.

No creo que haya habido un momento como este en el que un nuevo comandante de la OTAN tenga tanto por hacer”, dijo Leah Scheunemann, subdirectora de la Iniciativa de Seguridad Transatlántica en el Consejo Atlántico, a Politico.

Pero Cavoli conoce a la OTAN y conoce muy bien las dinámicas de la región. Vive en Alemania donde oficia como comandante del ejército de EEUU en Europa. Allí encabezó una serie de ejercicios militares que han sido catalogas como los más grandes y ambiciosos desde la década de 1980, reuniendo a decenas de países.

“Como jefe del Ejército de EEUU en Europa, Cavoli ha jugado un papel importante, y creo que continuará ejerciendo ese importante trabajo en el Comando Europeo y en el doble papel como comandante supremo aliado de la OTAN para Europa”, dijo Hooker a Politico.

El comandante supremo aliado en Europa (SACEUR), el general Tod D. Wolters, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el secretario de Estado de los EEUU, Antony Blinken (REUTERS/Yves Herman)

Cavoli conoce el campo de batalla. A principios de 2006, viajó con 700 soldados de su 1er Batallón, 32º Regimiento de Infantería a Afganistán. Su misión resultó en un sangriento despliegue de 16 meses en el país asiático.

Luego de Afganistán, se dedicó a enseñar y a estudiar en una academia militar en Alemania. En 2011 regresó al país asiático, esta vez como subcomandante del Comando Regional Oeste. Sin embargo, su labor en ese momento no era pelear en el frente de batalla sino entrenar a las tropas afganas.

Cuando terminó su trabajo en Afganistán, regresó a Estados Unidos donde se unió al Grupo de Estudios Estratégicos del Ejército en el Pentágono. El equipo era dirigido por el jefe de Estado Mayor del Ejército, el general Ray Odierno.

Le dije a Odierno en ese momento, y todavía lo creo: Chris (Cavoli) fue el mejor coronel que he conocido. Y he pasado 50 años en el Ejército”, dijo Dave Johnson, un coronel retirado del ejército que estudia los cambios en la guerra moderna en RAND Corporation, a Politico.

Simplemente no puedo pensar en nadie tan preparado desde una perspectiva intelectual o una perspectiva de combate. Ha trabajado con casi todos los comandantes de fuerzas terrestres en Europa en algún momento, conoce el panorama político y operativo”, agregó Johnson.

El cargo de jefe militar de la OTAN siempre recae en un oficial estadounidense y los europeos nombran al secretario general de la organización, actualmente conducida por el noruego Jens Stoltenberg, cuya misión fue prolongada por la guerra en Ucrania.