La UE no quiere pagar más en rublos el gas ruso y se prepara para el desabastecimiento

La Unión Europea (UE) no pagará sus compras de gas a Rusia en rublos, y por lo tanto debe prepararse para una ruptura del abastecimiento, admitió este lunes una alta fuente de la Comisión Europea al fin de una reunión de ministros de energía.

Con Esther Herrera, corresponsal de RFI en Bruselas



Los países de la Unión Europea están cerrando los últimos flecos para sancionar al petróleo ruso. Tras una reunión extraordinaria de ministros de energía de la Unión Europea, los países mostraron el lunes su intención de poner fin a las importaciones de crudo.

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, dijo que la exigencia rusa de recibir pagos en rublos es una «modificación unilateral e injustificada de los contratos, y por eso es legítimo rechazarla».

De acuerdo con Simson, aproximadamente el 97% de los contratos firmados por empresas europeas para compra de gas ruso y que especifican la moneda de pago se refieren al euro o al dólar estadounidense.

«Debemos prepararnos para una suspensión del abastecimiento», subrayó Simson.

Pasado el bloqueo de Alemania y Austria, ahora sólo se mantienen el de Hungría.

Para aceptar el veto del petróleo, se está estudiando que se puede ir reduciendo de forma gradual, como se aprobó con el carbón, en el anterior paquete de sanciones. Se espera que entre hoy y mañana, Bruselas presente su nuevo batería de sanciones.

Según las estimaciones, se han pagado casi 20.000 millones de euros a Rusia por el petróleo desde que empezó la guerra en Ucrania, lo que está permitiendo que pueda seguir con la invasión.

Lo cierto es que Rusia se quedaría con una importante reducción en sus ingresos si siguen adelante las sanciones, aunque también hay preocupación de que también implique un aumento de los precios y, por lo tanto, también mayores problemas en las economías europeas.

Paralelamente, los países siguen coordinándose para hacer frente los cortes de suministros de gas provenientes de Rusia, con un mayor apoyo a las energías renovables y al gas natural licuado, sobre todo proveniente de USA.

Radio Francia Internacional