Los nacionalistas refuerzan su poder en Escocia ante la caída de los conservadores de Johnson

El Partido Nacional Escocés (SNP) se impuso en Escocia en elecciones municipales aumentando su presencia en consistorios, en los que todos los partidos crecieron, salvo el Partido Conservador, relegado al tercer lugar.

    
Nicola Sturgeon, líder del Partido Nacional de Escocia (SNP) y primera ministra de Escocia
Nicola Sturgeon, líder del Partido Nacional de Escocia (SNP) y primera ministra de Escocia

 

Fuente: DW



El SNP, el principal partido de Escocia, volvió a imponerse en unos comicios en los que acrecentó su diferencia respecto a sus más cercanos competidores, al quedarse con 454 concejales, por 281 de los laboristas -19 más- y los 215 del Partido Conservador Escocés, que perdió hasta 62 representantes.

Los conservadores partían de una posición única, tras sus mejores resultados tanto en las recientes parlamentarias como en las pasadas locales, que lo posicionaron como el partido unionista de referencia frente al SNP.

«Hemos perdido más de 50 representantes -62-”, afirmó a EFE al calor del recuento el parlamentario conservador Murdo Fraser, para quien los «factores principales” de esa caída son «el escándalo de las fiestas en Downing Street (o «Partygate») y el comportamiento del primer ministro» británico, Boris Johnson.

Según Fraser, las fiestas celebradas en la residencia oficial de Johnson durante el confinamiento al que obligaba la pandemia de covid supusieron que «votantes leales al partido no salieran a votar”, y que entre los unionistas se ejerciera el «voto protesta”, beneficiando a «laboristas y liberaldemócratas”.

El Partido Nacional Escocés logró su octava victoria consecutiva

El Partido Laborista recuperó así el segundo lugar, algo que no sucedía desde 2016. Los laboristas propusieron una campaña alejada de la división entre SNP y «tories», que según su líder, Anas Sarwar, «han fallado -a los escoceses- en el momento de necesidad”, por las disputas sobre la independencia. La cuestión constitucional estaba entre las promesas electorales del Partido NSchotlandacional Escocés, al prometer que sus concejales trabajarán para la celebración de un referéndum de independencia en 2023.

El SNP con esta victoria se adjudicó su octava elección consecutiva en quince años. «Somos el claro ganador de estas elecciones” señaló la líder de la formación nacionalista y ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, en una entrevista a la BBC.

Los nacionalistas aumentaron en votos y concejales, fortaleciendo la posición de Sturgeon para la consulta. «Obtuvimos un mandato exactamente hace un año -tras las elecciones parlamentarias de 2021- y eso se mantiene” y «llevaremos adelante los preparativos» para la celebración de la consulta, expresó.

El Gobierno escocés procederá en las próximas semanas a la introducción de la legislación correspondiente en el Parlamento para proceder a la celebración del referéndum, que depende en última instancia de la aprobación del Gobierno británico.

jov (efe, thepressandjournal)