MAS lleva a la arena política la polémica por autos chutos

Legisladores oficialistas descalificaron a los investigadores chilenos que destaparon el caso. Loza negó que haya una región “sin ley”.

 



Fuente: paginasiete.bo

Carlos Quisbert / La Paz

Autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) llevaron a la arena política la polémica sobre el tráfico de autos indocumentados, que salpica a policías. Legisladores oficialistas descalificaron a los investigadores chilenos que destaparon el caso, mientras que cierran filas en torno a partidarios señalados por tener en su poder motorizados robados.

Leonardo Loza, senador masista y dirigente cocalero del Chapare,  negó que en ese sector exista una localidad “sin ley” denominada “México chico”, en la que se comercialicen autos robados en Chile.

“Lamento que algunos malos chilenos, falsos chilenos, vengan a hablarnos de cosas que no conocen, bajo su concepción de ignorancia, no existe ningún México chico. Al trópico o cualquier parte de Bolivia cualquiera puede ingresar libremente”, manifestó ayer el senador Loza.

Hace unos días, el  diputado  Héctor Arce, del MAS, calificó de mercenarios al grupo de chilenos que destaparon el caso. “Yo considero que son una especie de mercenarios que han ingresado de manera irregular al país, han operado de manera irregular en el país”, declaró a los medios.

México chico

Los legisladores se referían a la denuncia realizada por el investigador chileno Hugo Bustos, representante de la ONG Grupo Búsqueda de Vehículos (GBV), quien se dedica a la recuperación de motorizados robados y que mencionó el jueves que, en el Chapare existe una localidad “sin ley” a la que denominan México chico. Dijo que en ese sector se concentra parte de los motorizados sustraídos en su país, además de existir actividad del narcotráfico.

“A ese lugar llamado México chico no se puede entrar porque es peligroso, tampoco va la Policía, no entran las autoridades. Pregunte a la gente cómo es México chico, allá no se meterán los policías a realizar un operativo”, relató Bustos.

Autos robados

En medio de la polémica sobre este caso, en el que se implicó a varios policías, en Tarija se reportó el hallazgo de un vehículo presuntamente robado en Argentina y que estaba en poder de la concejala Vania Sánchez, por el MAS, en el municipio de Yacuiba, Tarija.

La aludida dijo que el motorizado no estaba a su nombre y señaló a la prensa por supuestamente dañar su imagen al difundir la información. “Este vehículo no es de mi propiedad, si bien se me ha visto manejando el mismo. Éste me fue prestado por mis compañeros de trabajo del Concejo”, dijo Sánchez.

“Yo quiero aclarar las versiones que, de manera desinformada, mal intencionada, han indicado que mi persona era propietaria de este vehículo y que incluso estaba reportado como robado en Argentina, lo cual es totalmente falso”, manifestó.

No obstante, la edil no aclaró a quién le pertenecía el motorizado y la razón por la cual fue comisado por la Policía.

Otra autoridad del MAS implicada con autos robados es el diputado Israel Huaytari, por el MAS, en Potosí,  quien según sus propias publicaciones en Facebook, regaló a un movimiento social de Macha una camioneta reportada como robada en Chile. Hasta el momento ni la Policía ni los legisladores se pronunciaron para aclarar la denuncia.

En Chile, ayer se reportó el rescate de cinco camionetas reportadas como robadas en ese país. Estaban escondidas en una quebrada de la región Baquedano, fronteriza con Bolivia. Tenían cubiertas las luces traseras para no ser vistas durante la noche.

 

90% autoridades

  • Investigador Según los datos de la ONG Grupo Búsqueda de Vehículos, de Chile, un “90% (de motorizados robados) los tienen en su poder policías, militares (de Bolivia), están en utilización algunos de Aduana, algunos que son políticos; y el otro restante pequeño, que es el 10%, son gente que compra esos vehículos como ‘chutos’”, afirmó su presentante, el investigador Hugo Bustos.

Fuente: paginasiete.bo