Menor logra escapar de una red de trata y tráfico después de un año e interrumpe su embarazo

La menor fue víctima de violencia sexual comercial en la ciudad de El Alto, del departamento de La Paz, y tuvo que huir junto a su familia a Cochabamba porque sus vidas estaban corriendo peligro.

prostitucion
Imagen ilustrativa. Foto: Unicef

 

Fuente: ANF



 

Una menor de 13 años, que fue secuestrada en la ciudad de El Alto, logró escapar después de un año de una red de trata y tráfico que la obligó a prostituirse. Ahora se encuentra en Cochabamba con su familia y procedió a interrumpir su embarazo de cinco meses.

“Es una niña de 13 años que ha sido cautiva por una red muy grande de trata y tráfico y ella ha sido prostituida y violada en esta red. La niña, después de un año, logra escapar de esta red de trata y se viene con toda la familia a la ciudad de Cochabamba (…). Ellos vivían en la ciudad de La Paz, ella ayudaba a su mamá vendiendo chicles. Es ahí donde esta red la capta y la secuestra y a la familia la tenía bajo amenaza de muerte”, aseguró Hugo René Iriarte, director nacional de Derechos Humanos.

La familia llegó el 1 de abril a Cochabamba en busca de atención, pero tras no recibir respuestas por más de un mes en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del Gobierno Municipal de Cochabamba, en la División contra la Trata y Tráfico, dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, y en el Ministerio Público, recién ayer fue escuchada por la Defensoría del Pueblo en Cochabamba.

La delegada Defensorial de Cochabamba, Marioly Álvarez, explicó que la menor fue víctima de violencia sexual comercial en la ciudad de El Alto, del departamento de La Paz, y tuvo que huir junto a su familia a Cochabamba porque sus vidas estaban corriendo peligro.

“Lamento la inacción de algunos servidores públicos, y que las víctimas de este tipo de delitos, tengan que sufrir las consecuencias con una mayor afectación a sus derechos”, condenó la autoridad defensorial y anunció iniciará una investigación formal para identificar responsables por la vulneración de derechos de la adolescente.

La menor fue conducida a un centro de salud para una evaluación médica y se determinó, mediante una junta de profesionales, procedente la solicitud de interrupción legal del embarazo.

El comandante departamental de la Policía en Cochabamba, coronel Rubén Darío Lobatón, informó que ya emitió un reporta a sus partes de La Paz para dar con la red de trata y tráfico de menores.