El expresidente Evo Morales consideró este jueves que la información del ministro de Defensa, Edmundo Novillo, sobre el supuesto desarmado de la Casa Militar y la guardia presidencial en la crisis de 2019 comprobó el plan “para ejecutar el golpe y después atentar contra la vida de las máximas autoridades” de entonces.

“La información que revela nuestro hermano ministro de Defensa (…) comprueba que el plan de los golpistas era dejar desarmada e indefensa a la seguridad presidencial para ejecutar el golpe y después atentar contra la vida de máximas autoridades del Ejecutivo y Legislativo”, afirmó Morales en su cuenta en Twitter.

Novillo, en una entrevista con el periódico argentino Página/12, aseguró que, después de los hechos de noviembre de 2019, tuvo acceso a información “que tres semanas antes ya desarmaron la Casa Militar y la guardia presidencial de los Colorados de Bolivia”.

Es decir, en criterio del ministro, tres semanas antes “se había sacado todo el armamento y dejado sin protección al Gobierno” que entonces era presidido por Evo Morales.