Mujeres ejercen nuevos roles para paliar la crisis pese a las dificultades

Cada vez son más las mujeres que se esfuerzan y ejercen roles y oficios como el de la construcción, que en otra época era considerado un trabajo solo de varones.

El interés por incursionar en nuevos espacios laborales surgió por la necesidad de generar ingresos económicos para aportar en el sustento de sus familias, de acuerdo con los testimonios de mujeres que incursionaron en el rubro.



La presidenta de la Organización de Mujeres Constructoras Warmi Pura, Emiliana Serrano, relató que la pandemia de la Covid-19 motivó a muchas madres a capacitarse en el mejoramiento de viviendas para generar ingresos o ahorrar en mano de obra, debido a que las restricciones afectaron la economía de sus hogares.

La líder es una de las 200 mujeres que la Fundación de Promoción para el Cambio Socio-Habitacional (Procasha) capacitó en el colocado de cerámica, vaciado de mesones, pintura y otros trabajos de construcción en la zona sur de la ciudad de Cochabamba en la última década, según información oficial de la institución.

“El trabajo es un poco pesado pero vale la pena, primero, porque si en la casa se arruina ya podemos arreglarlo y, segundo, porque podemos aprovechar lo que aprendimos para trabajar de forma independiente”, dijo.

Serrano contó que 17 mujeres de la zona Plan 700 con apoyo de arquitectos de Procasha construyeron un parque infantil y baterías de baños para mejorar la imagen del barrio.

“Aprender cosas de albañil no había sido difícil, ya sé cómo se maneja el fierro, los alambres, soñaba con hacerme una cocina y ahora lo tengo”, comentó Toribia Lucana, madre de seis niños.

Remarcó que saber de construcción le permite cooperar a su esposo, que también es albañil, en algunos trabajos.

Sin embargo, pese a estos avances y ejemplos, la falta de apoyo todavía dificulta el acceso a más oportunidades laborales, señaló la directora ejecutiva de la fundación, Graciela Landaeta.

“La mayor dificultad que siempre ha sido una parte de nuestra lucha es que los proyectos que hace el Estado deberían tener como prioridad un porcentaje de la contratación de estas cooperativas. Hemos avanzado en ejemplos pero no está constituido, no está dictaminado por una ley que en las obras debe haber mujeres constructoras”, subrayó. Landaeta  remarcó que en 20 años de trabajo se crearon tres cooperativas de este rubro.

Fuente: lostiempos.com