Narco amigo de Cronenbold es sospechoso del asesinato en Colombia del fiscal Pecci

Se llama Miguel Díaz Vélez, es de nacionalidad colombiana, está detenido en Paraguay en la cárcel de máxima seguridad de Tacumbú.

Narco amigo de Cronenbold es sospechoso del asesinato en Colombia del fiscal Pecci

Fuente: Amalia Pando Cabildeo Digital/ Brujula Digital



Es el principal sospechoso de haber ordenado el asesinato en Colombia del fiscal paraguayo Marcelo Pecci de 45 años, especializado contra el crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

En Paraguay ponen la lupa sobre Miguel Díaz Vélez cuya celda fue requisada este jueves. Se encontró “material telefónico importante”, según relata El Espectador de Bogotá en su edición del 12 de mayo.

El paso de Díaz Vélez por Bolivia

Díaz Vélez fue detenido en Asunción en 2019 durante un operativo dirigido por Pecci con motivo de la incautación de una avioneta boliviana con 457 kilos de cocaína que partió del Beni y que pertenecía a la familia de la ex fiscal del MAS en el Beni y estrecha colaboradora de Juan Ramón Quintana, Mayerling Castedo cuyos hijos y sobrino también estuvieron involucrados en este caso.

Años antes, Díaz Vélez vivió en Bolivia, pero en 2011 huyó al Paraguay cuando fue acusado de narcotráfico y se descubrió que tenía vínculos con el entonces alcalde de Warnes, Mario Cronenbold quien fue detenido por primera vez precisamente por su relación con este colombiano. Cuando alegó su inocencia, Cronenbold dijo que solo había jugado un partido de fútbol con Díaz Vélez.

Otro aficionado al “fútbol” es Bismarc Carlos Padilla, marido de Dora Vallejos, la “Reina del Norte”.  Después de salir de Palmasola, Padilla desapareció, pero por los frecuentes 15 viajes de su mujer al Paraguay se estima que también se instaló allí muy cerquita de Díaz Vélez.

La reunión de amigos en Asunción hubiera quedado completa si Mario Cronenbold no se hubiera puesto a ridiculizar a los paraguayos por TikTok, video que le costó su cargo de Embajador de Bolivia en el Paraguay, nombrado por el actual gobierno de Luis Arce.

Cronenbold, como se sabe, es próximo a Evo Morales y frecuente visitante del Chapare.

Durante el gobierno de transición, en noviembre de 2019, fue detenido por segunda vez portando un arma de fuego y 20 mil dólares.

Con el cambio de gobierno, todos fueron liberados:  Cronenbold, la Reina del Norte, Dora Vallejos, y el clan de la ex fiscal beniana del MAS, Mayerling Castedo.

El triángulo blanco

Un reportaje de El Clarín de Buenos Aires del 13 de mayo, describe cómo funciona el triángulo blanco del narcotráfico.

Dice que en el Chaco paraguayo comienza uno de los negocios narco más importantes de la región.

“El territorio es utilizado para un paso fundamental del comercio: los clanes bolivianos vuelan en avionetas y lanzan cargamentos de hasta 500 kilos de cocaína. Luego sin bajar a tierra, el piloto regresa al departamento del Beni desde donde parten 30 vuelos clandestinos por día, según informe de 2019 de la FELC-N.

El negocio de los bolivianos culmina en ese sector, con esa venta. Lo de ellos es la cantidad, la producción”.  Afirma que el 95 % de los “narcovuelos” son de Bolivia.

“Si bien Bolivia produce cocaína, los narcos de los departamentos de Beni y Santa Cruz encargan kilos de pasta base peruana, por su bajo costo. Hacen la “refinación “que es el paso que encarece al producto, en sus cocinas convierten la pasta en cocaína”.

Líneas más abajo cita la declaración de un fiscal paraguayo, Marco Alcázar, que dice que una organización brasileña es la dueña de las rutas en el Chaco paraguayo, punto estratégico para el narcotráfico porque está ubicado al lado de Bolivia, uno de los mayores productores de cocaína en el mundo, y del Brasil desde donde la droga parte con destino a Europa.

El asesinato del Fiscal Pecci

El Jefe Antisecuestro de la Policía del Paraguay, Nimio Cardozo, indicó que en menos de 13 minutos dos sicarios cumplieron todos los pasos del crimen que terminó con la vida al fiscal Marcelo Pecci quien con tres balas 9 mm en la cabeza y el cuerpo cayó en los brazos de su mujer, la periodista Claudia Aguilera, sobre la blanca arena de la exclusiva playa de la isla de Barú, en Cartagena de Indias.

“En 13 minutos alquilaron una moto acuática, se metieron mar adentro, mataron al fiscal y devolvieron el aparato, un motoski”, dijo.

El fiscal Pecci y la periodista Aguilera estaban de luna de miel y esperando su primer hijo. Habían escogido esta isla para prescindir de la custodia policial.  Pero, los encontraron.

Este asesinato ha movilizado a las élites policiales de Paraguay y Colombia que tienen más de 100 pruebas y retratos hablados para dar con los sicarios.

Sin embargo, la preocupación es identificar a quienes encargaron este asesinato y en la mira están un cártel mexicano y el colombiano Díaz Vélez, el viejo conocido de Cronenbold.