Sin dar a conocer su nombre por seguridad, el periodista chileno, que realizó el reportaje sobre el robo de autos con destino a Bolivia y su posterior comercialización, contó en una entrevista televisiva que, en la feria dominical de vehículos en Yapacaní, a uno de los vendedores de los motorizados sustraídos le decían “mi sargento”.

El periodista, que acompañó un trabajo de investigación y rescate del Grupo de Búsqueda de Vehículos (GBV) de Chile, recordó que cuando llegaron a Yapacaní, municipio del departamento de Santa Cruz, vieron varios vehículos sin placa de control en venta y que todos, de acuerdo al sistema de registro de su país, “tenían cargos por robo”.

Sin embargo, los investigadores se concentraron en averiguar principalmente sobre una camioneta roja, cuyos documentos habían sido llevados “casualmente” desde Chile por el líder del GBV, que es un excarabinero, identificado como Hugo Bustos.

El momento que el vehículo robado en cuestión es retirado de la feria. Foto: Captura/Meganoticias.

Es así que, según el periodista, el excarabinero le explicó al vendedor de dicha camioneta, con documentos en mano, que ese motorizado fue robado en Calama y luego él descendió del motorizado.

“Nosotros fuimos testigos con nuestras cámaras (de todo eso. El vendedor bajó del vehículo) y dijo: ‘déjenme un momento, yo voy a hablar’; llamó (por teléfono), se puso a hablar con una persona, a la cual él llamaba ‘coronel’; y dijo: ‘mi coronel, hay unos jóvenes chilenos que dicen que este vehículo rojo es de Chile y que fue robado, están aquí, quieren llevarse el vehículo’. Y, del otro lado, (supuestamente) le dicen que esperen. (Después), él nos dijo ‘esperen, están viniendo gente de  Diprove aquí a hablar con ustedes’”, relató en una entrevista con Red Uno.