Planta de urea va al segundo paro programado en junio para llegar a 2.300 Tn/d

La Planta de Amoniaco y Urea ubicada en Bulo Bulo realizará un segundo paro programado durante junio-julio, según informó el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, quien señaló que el objetivo es incrementar la capacidad de producción que al momento está al 78% de su capacidad con 1.700 toneladas por día (Tn/d). Planta de urea va al segundo paro programado en junio para llegar a 2.300 Tn/d

Fuente: Brújula Digital

“Estamos en trabajo continuo, la planta está operando de manera continua y normal. En junio julio habrá un paro programado de la planta para aumentar la producción de la urea que tenemos. A partir de agosto y septiembre habrá más producción”, sostuvo a la estatal Btv.

Durante las dos primeras semanas del año la planta estuvo parada, pero según explicaron fue por razones de mantenimiento técnico.



Dorgathen dijo que la guerra de Rusia en Ucrania he generado una mayor necesidad de fertilizantes a nivel mundial, lo cual ha dinamizado la demanda en la región. Países como Perú, Argentina, Chile, Ecuador y Colombia han demandado la urea boliviana sin embargo el presidente interino de YPFB dijo que el socio comercial para la urea de Bolivia es Brasil.

“Estamos operando al 78% de eficiencia, 1.700 toneladas por día, el objetivo es hacer el paro programado para llegar a las 2.100 toneladas”, manifestó.

De acuerdo a Biofábrica Siglo XXI, la invasión de Rusia a Ucrania ha disparado el precio entre 100% y 180% de los fertilizantes nitrogenados, como el urea y amoniaco.

A nivel internacional, el precio de la urea está por arriba de los 900 dólares por tonelada y el amoniaco vale mil 500 dólares los mil kilos.

Las condiciones externas favorecieron el precio de la urea y Bolivia no fue la excepción. En los primeros cuatro meses del año, se vendió el fertilizante por un valor de más de 100 millones de dólares, lo que supero a cualquier año completo anterior, según Dorgathen, pues en años pasados se llegó a 60 y 70 millones de dólares.
“Inicialmente se tenía la idea de vender este año por 300 millones de dólares, pero se está vendiendo intensamente.

La proyección es llegar a 400 millones de dólares”, sostuvo.
Una vez que opere nuevamente la planta entre agosto y septiembre, tras el paro programado, dijo que se estima llegar a una producción de hasta 2.300 Tn/d.
Sin embargo aseguró que se abastecerá el mercado interno con prioridad para exportar el restante.