¿Qué busca Erdogan al oponerse al ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN?

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan pidió el miércoles respeto y apoyo de sus aliados de la OTAN ante su postura contraria al ingreso de Finlandia y Suecia a esta organización militar. Las razones detrás de la negativa turca.

Con Adrià Rocha Cutiller desde Estambul para Radio Francia Internacional



Turquía mantiene su veto a la entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia pese a las presiones internacionales. Así lo ha expresado durante estos días el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que asegura que Turquía quiere respeto por parte de sus socios y que cualquier ampliación de la alianza transatlántica tiene que contar con la aprobación turca.

Erdogan asegura, además, que la entrada de Suecia y Finlandia a la OTAN convertirían en “más insegura”, en sus propias palabras, una organización de seguridad.

Turquía no se cierra, sin embargo, a la entrada de estos países, pero sí impone condiciones. La primera es que Helsinki y Estocolmo terminen, según Erdogan, con el apoyo que le prestan a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), en guerra contra Turquía desde la década de los ochenta.

A Suecia «le pedimos extraditar 30 terroristas y se negaron a hacerlo», denunció Erdogan el miércoles ante a los diputados de su partido.

«No vas a enviarnos los terroristas y luego pides nuestro apoyo para tu ingreso en la OTAN (…) No podemos decir ‘sí’», insistió el presidente, lamentando que ninguno de sus aliados «haya respetado jamás estas inquietudes».

Erdogan quiere, por otro lado, que estos países levanten el embargo de venta de armamento que impusieron contra Turquía en 2019, cuando el Ejército turco atacó el norte de Siria. Sin embargo, los motivos de la posición turca podrían ser otros.

Reconstruir su imagen

Según los expertos, Erdogan está utilizando esta oportunidad para mostrarse como un líder duro y fuerte, algo que gusta al electorado de su país. El presidente turco, en las horas bajas de popularidad de toda su carrera política, necesita reconstruir su imagen.

Desde el viernes, Erdogan ha mostrado reiteradamente su oposición a pesar de los mensajes apaciguadores lanzados por su entorno.

El lunes se espera la visita de emisarios suecos y finlandeses a Ankara. «No deberían molestarse, no hay necesidad», dijo tajante Erdogan este miércoles.

Radio Francia Internacional